Home Artículos

Hace 30 años que un grupo de militares y una trama civil quisieron parar el rumbo de la historia en España y truncar la democracia. No fue posible, afortunadamente, no fue posible y el país siguió avanzando por el camino que nos habíamos trazado.

A todos los que vivieron aquel día les queda un recuerdo imborrable, a los que pasamos aquella noche trabajando para el gobierno de los subsecretarios, aún nos recorre la espalda un profundo escalofrío.

Aquello es historia y cuando dentro de doscientos años alguien estudie este capítulo de la historia de España, es seguro que lo primero que encontrará en su e-book será la fotografía de Manuel Pérez Barriopedro de un tal Tejero brazo en alto y pistola en mano. La imborrable imagen del 23-F que el reportero preservó escondiendo el carrete en su zapato.

Ya hemos hablado otras veces del valor icónico de la fotografía como referente de los sucesos históricos, pero hoy es un buen día para repetirse cargado de razón. Hoy cientos de profesionales, miles de aficionados cogerán sus cámaras y saldrán a la calle para captar imágenes buenas, mediocres, artísticas, documentales… pero bendecidas por la rutina, porque sólo de vez en cuando la Historia de un país posa ante las cámaras como hace 30 años lo hizo en España.

(El diario Público publica un interesante artículo sobre la historia de esta fotografía premio World Press Photo)

Comparte este contenido en las redes sociales
5 respuestas a este post
  1. Me cogió de viaje, a la altura del puerto del Cavero, cerca de la Almunia de Dª Godina, para ver a mi hija de 4 años. Me impresionó y la verdad es que tuve mucho miedo por algunos de mis amigos que pertenecian al partido Comunista.
    No entiendo cuando dices “…a los que pasamos aquella noche trabajando para el gobierno de los subsecretarios…,” De todas formas la fotografia es imborrable, como las imagenes de TV. Hoy dia el pacto de silencio es notorio.

    salva loren

  2. Salva, los subsecretarios y secretarios de estado fueron los que se constituyeron en gobierno en funciones y estuvieron reunidos todo el tiempo en la sede del Ministerio del Interior en la calle Amador de los Rios. Eso es lo que quiere decir.

  3. Una cámara es una poderosa arma que puede hacer mas daño que las que disparan balas, pero a diferencia de estas, es que si nos descubren, hasta ahi quedemos, ya que no hay manera de defenderse disparando fotos por nuestra parte y oponente disparándonos balas

    No cabe duda que detrás de una cámara hay muchos valientes, mis respetos para todos ellos.

Dejar un comentario: