Home Artículos

Ya quedan pocos fotomatones por las calles de España pero, durante muchos años, el fotomatón floreció y fue el responsable de que toda una generación pareciéramos en carnets y documentos mucho más siniestros de lo que en realidad éramos.

A qué viene esto, pues sencillamente a que una empresa de Alicante se dedica hoy al alquiler de fotomatones para celebraciones. Como lo oyen, pon un fotomatón en tu vida, o lo que es lo mismo, en tu fiesta, para que los invitados pasen, solos o acompañados, por el momento eterno en el que aislado del mundo  tras las cortinas del reducido recinto, te dispones a inmortalizar tu imagen para la posteridad.

La verdad es que tiene gracia, aunque un poco macabra, el pensar que este dispositivo que en su día contribuyó poderosamente a la paulatina desaparición de los estudios de barrio y de los fotógrafos que los regentaban, reviva y trate de nuevo de competir, esta vez en el terreno de las fiestas y eventos.

Para los que tengan curiosidad morbosa o incluso la inconfesable debilidad de contratar uno, pueden encontrar la información de la empresa Tu FotoMatón en este enlace donde además prometen llevarlo a cualquier punto de España.

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post
  1. SEgún lo que cueste el alquiler, lo encuentro genial. Una alternativa divertida es montar la propia camara (con wifi) en un tripode con un disparador de clable largo. La cámara se deja en óptimas condiciones de WB, A o S también iSO i/O Flash. Los invitados se sientan (Puede haber un fondo divertido, o estar en una habitación pequeña) y cada invitado le da al botón del mando las cuatro veces. Un portàil con wifi y una impresora 10×15 hacen el resto.
    Saludos.

Dejar un comentario: