Home Artículos

Agusti_Centelles

La recuperación de un archivo histórico no es una buena noticia, es una noticia buenísima singular y rara en un país en el que, para desgracia de todos y vergüenza de los (i)responsables  en la materia, hemos visto cómo la ignorancia y la desidia han hecho desaparecer archivos históricos irrepetibles.

Hoy ya se puede decir que la memoria gráfica de Agustí Centelles – que es parte importante de la memoria de España- no está en peligro.  Veinticinco años después de su muerte por fin una instancia pública, el Ministerio de Cultura de España en este caso, ha dado un paso al frente haciendo un ejercicio de responsabilidad para adquirirlo y conservarlo.

Han sido veinticinco años de riesgo para la integridad del legado acechado por la fragilidad de los negativos, por las ofertas de los coleccionistas y por los intereses de las casas de subastas que lo hubieran disgregado irremediablemente. Han sido veinticinco años de desinterés oficial del que finalmente hemos despertado como una feliz belladurmiente. Durante todo ese tiempo, sólo la determinación y el compromiso personal de los hijos de Centelles, Sergi y Octavi de  72 y 62 años, han mantenido heroicamente el legado de su padre y han organizado algunas exposiciones no sólo sin obtener ingresos con ello sino aún a costa de tener que sacrificar en la labor una parte de sus modestos ingresos.

Es justo decir que en los últimos años iniciativas públicas y privadas están recuperando archivos que milagrosamente aún aparecen. Pero al mismo tiempo, es triste volver la vista atrás y ver en el recuerdo cuántos se han perdido irremediablemente.

Hoy es un día de alegría para todos.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: