Home Artículos

Richard Walch, Embajador de Canon y especialista en fotografía de deportes extremos de nieve y agua, ha realizado para Canon un artículo que reproducimos en el que comparte consejos para tomar mejores fotografía de deportes de invierno. Estas recomendaciones incluyen desde la preparación de la escena, exposición e iluminación o el movimiento, hasta el cuidado del equipo fotográfico entre otros aspectos.

por Richard Walch

Preparación y análisis

Antes de comenzar a disparar con tu cámara debes conocer y analizar bien el deporte que al que te dispones a fotografiar. Mi opinión es que la mejor preparación se consigue viéndolo en televisión, para que puedas entender el deporte y el tipo de actividad que va a practicar el atleta. Todavía es mejor si tú estás personalmente familiarizado con dicho deporte. En ese caso, conseguirás mejores fotos, pues tú realmente entiendes y “vives” el deporte que te dispones a fotografiar.

Mantén frío tu equipo fotográfico

Cuando vayas a fotografiar en escenarios nevados, con temperaturas bajas, resulta fundamental que tu cámara se mantenga a una temperatura constante. Si vas a fotografiar en las montañas y haces un descanso en un restaurante a buena temperatura, no extraigas tus equipos dentro del mismo. Los objetivos se pueden empañar en unos segundos y la humedad resultante podría dañar el cuerpo de tu cámara. Al final del día, cuando hayas acabado de fotografiar, coloca todo el equipo envuelto en una toalla en el interior y ve secando la humedad conforme vaya entrando en calor.

Richard_Walch_04_©Richard-Walch-Embajador-de-Canon

Sitúate en una buena posición

Siempre debes pensar en tu posición en la nieve y cómo ves desde ella la imagen que te dispones a captar. Por ejemplo, si vas a fotografiar un salto en la nieve considera la utilización de un objetivo angular y sitúate en un lugar bajo, para captar la escena completa. Colócate a un lado de donde se va a realizar el salto, no en medio de la zona de aterrizaje. Siempre ten pensada una posible salida de escape, por si el atleta tiene problemas de algún tipo cuando está a mitad del salto.

Si no te sientes seguro, date la vuelta

Considero que el mejor lugar para hacer fotos de esquiadores o practicantes del snowboard es desde un lado de la pista. Pero, mantente alerta: esto solo lo puedes hacer si tienes la experiencia necesaria, el equipo adecuado y, si es posible, un guía que te acompañe. Cuando subo a las laderas de las montañas, siempre llevo conmigo un equipo detector de avalanchas, una sonda, una pala, una mochila ABS y equipos de radio, para sentirme seguro. Siempre debes hacer caso a tus instintos y si piensas que algo no va bien cuando te encuentras fuera de la pista, date la vuelta.

Habla tanto con el guía como con el deportista que quieres fotografiar, para tomar decisiones conjuntas sensatas.

Richard_Walch_02_©Richard-Walch-Embajador-de-Canon

Usa la exposición manual

Cuando hagas fotos en la nieve, ajusta la exposición manualmente, sobre todo si se trata de un día soleado y luminoso. Habitualmente, yo utilizo al principio una exposición de 1/1000 s, f/8 a 200 ISO. Luego, conforme voy disparando, varío

 los ajustes de forma adecuada, para compensar la luminosidad de la luz solar.

Utiliza el sol y las sombras como luz natural

Para la iluminación, piensa de forma creativa. Haz pruebas y trabaja con la luz natural y con las sombras que haya a tu alrededor. Por ejemplo, a veces un buen detalle para fotografiar está en la línea entre el sol y la sombra. La retroiluminación del sujeto que vas a fotografiar te puede ayudar a crear una imagen interesante, pero asegúrate de que las altas luces no aparecen lavadas, sin detalles.

Richard_Walch_01_©Richard-Walch-Embajador-de-CanonSecuencias

Los deportes de acción en la nieve son muy rápidos. Los practicantes del snowboard pueden realizar giros en nieve polvo y un esquiador puede realizar un vuelo de estilo libre. Como fotógrafo que eres, querrás captar los detalles técnicos de sus piruetas en un abrir y cerrar de ojos. Cuando quieras captar ráfagas con tu cámara, dispara a una velocidad alta de fotogramas por segundo. Yo personalmente utilizo mi
Canon EOS-1D X a 12 fotogramas por segundo, con enfoque automático continuo, para estar seguro de que capto el momento perfecto.

No pongas a nadie en peligro

Si estás trabajando con un atleta y estás a punto de fotografiar un salto o un movimiento complejo peligroso, pregúntale primero si él se siente seguro. Nunca pongas a nadie en peligro cuando hagas fotos en la nieve. No tiene ningún sentido conseguir una foto espectacular si para ello se está haciendo correr un riesgo muy alto al atleta.

No tengas miedo, sigue adelante

Por último, si las condiciones se ponen  difíciles, no te des por vencido. Suele ser en estas circunstancias cuando se consiguen las imágenes más espectaculares. Intenta siempre disfrutar con las imágenes y fotografía toda la historia que quieras contar. Eso sí, no olvides nunca tu propia seguridad.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: