Home Artículos

Omnifoto-efecto-seda-fi

Un recurso siempre a la disposición del fotógrafo cuando se plantea tomar imágenes en las que el agua tiene un papel protagonista es el de plasmar su movimiento. A esto se le ha dado en llamar “efecto seda” y conseguirlo no tiene más misterio que realizar una larga exposición.

Evidentemente, esto requiere el uso de un trípode que mantenga firme la cámara en su posición. A menudo, el fotógrafo también necesita disponer de un filtro de densidad neutra (a veces con el polarizado es suficiente) que disminuya el nivel de luz existente para poder ajustar una velocidad muy larga sin que la imagen salga quemada.

En el caso de esta fotografía tomada en una selva tropical, no fue necesaria la utilización de un filtro ya que la espesura de la maleza disminuía bastante el nivel de luz general y me permitió llegar a una velocidad de obturación de 1 segundo simplemente cerrando el diafragma. La cámara está firmemente asentada en un trípode que se encuentra metido dentro del agua.

Hay varias características que hacen que esta imagen tenga bastante fuerza. Una de ellas es la reducida la paleta de color, dominada por el verde en todas sus gamas. Y la otra, muy potente, es el efecto de claroscuro que produce la contraposición de la cascada blanca y luminosa con el entorno mucho más oscuro que la rodea.

La imagen no está reencuadrada ni recortada. Fue tomada con una cámara Canon 5D MKII con objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L USM a una distancia efectiva de 35 mm. La velocidad de obturación fue de 1s a f/22 con una sensibilidad de 100 ISO.

Omnifoto-efecto-seda

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: