Home Artículos

Durante las vacaciones, ante la imposibilidad de mantener FotografoDigital.com con la información habitual, he decidido colgar una especie de diario fotográfico con imágenes heterogéneas con un punto en común: todas están hechas en vacaciones. La intención es demostrar que cualquier entorno está “lleno de imágenes” y el verano lleno de oportunidades sólo hay que entrenar el ojo para encontrarlas…

.

Canon 40D. 1/125 s, f 4, 400 ISO, Canon 100 mm macro - © Omnifoto

Por modestas que sean, siempre hay flores alrededor, especialmente en los lugares de vacaciones, incluso las mas sencillas o corrientes, pueden resultar atractivas y servir para crear una buena fotografía.

Decisiones

A veces una fotografía muy descriptiva de la flor puede dar el mejor resultado, sin embargo, es difícil en una toma macro conseguir la profundidad de campo necesaria para tenerla toda ella enfocada. Por eso una estrategia posible y efectiva consiste en reducir al mínimo la profundidad de campo y darle protagonismo a los detalles, es como descubrir una nueva dimensión en un sujeto mil veces visto.

Toma

Todas estas imágenes están realizadas con trípode y una profundidad de campo premeditadamente muy reducida para conseguir fondos apastelados y difusos y concentrar la atención en pequeños detalles. En el caso del Ibisco, por ejemplo, se trata  de una flor muy grande, pero concentrar la atención en la coronita de pelillos que rodean sus anteras le da un aspecto distinto y atractivo. Por su parte la sencilla “margarita” tiene un aspecto atractivo gracias al fondo suave y desenfoca do que la rodea. Todas las imágenes están tomadas con un objetivo macro de 100 mm f 2.8. Se utilizó en todos los casos la luz natural disponible. El ibisco se fijó con un par de pinzas al trípode para reducir al mínimo el movimiento de la flor.

Canon 40D. Canon 100 mm macro. 1/500 s, f 4,5, 400 ISO - © Omnifoto

Procesado

Además de procesar y ajustar los valores de Cameera Raw al gusto para saturar los colores, es importante hacer un enfoque que resalte al máximo las zonas en foco, para evitar que ese enfoque estropee las zonas borrosas que queremos lo más suaves posibles, se puede aplicar el enfoque selectivo que se explica en este tutorial.

La segunda imagen es en realidad la unión de dos tomas para conseguir que hubiera tres anteras enfocadas, al tiempo que el resto de la imagen estaba desenfocado. Photoshop permite realizar este proceso automatizadamente como puede verse en este tutorial

Comparte este contenido en las redes sociales
4 respuestas a este post
  1. Quería comentar que en los lectores de Feeds, este blog solo muestra las fotos, pero no el texto.
    Es incómodo para los que te seguimos, y puede ser un error de WordPress. Tal vez deberías mirarlo.
    Un saludo.

  2. Carlos, siento que pase eso. La verdad es que no sé nada de programación y no sabría cómo arreglarlo.
    🙁

Dejar un comentario: