Home Artículos

Google acaba de dar un paso más en una nueva frontera que es todavía un mundo prácticamente por descubrir, el reconocimiento de imágenes. La compañía norteamericana presentó hoy el nuevo Google Goggles, una aplicación para móviles que utilicen el sistema operativo Android (de Google) que permite hacer búsquedas mediante la cámara fotográfica del teléfono.

Por ejemplo, nos situamos ante un monumento, le hacemos una foto, le damos al botón de buscar y Google nos devuelve toda la información disponible sobre ese monumento en su buscador, no sólo sabremos como se llama sino que tendremos los enlaces a cientos o miles de páginas con información sobre él. Obviamente, para hacer eso la aplicación ha tenido que leer y analizar la imagen que hemos capturado y enviar sus datos para compararlos con los de una base de datos de imágenes para así identificar de qué se trata.

Con un simpático vídeo colgado en YouTube, la compañía explica el funcionamiento de su nueva aplicación que va incluso más allá de lo que yo he contado en el anterior párrafo si la cámara dispone de GPS. Aunque supongo que la aplicación, a día de hoy, tendrá mucho más de “overpromise” tecnológico que de realidad, lo cierto es que es una nueva vía para entrar en una nueva frontera donde ya están haciendo incursiones distintas compañías con diferentes aplicaciones y lógicas.

Ese por ejemplo es el caso de TinEye, una aplicación online que, una vez que le suministramos una imagen o la URL de ésta, nos dice si esa fotografía o ilustración u otra similar se encuentra en la red y en qué páginas está. De momento su potencia está limitada por la extensión de su base de datos ya que después de analizar la imagen objetivo de búsqueda compara los datos con los que tiene almacenados en su motor de búsqueda. Es decir, no se trata de una búsqueda online de la red – que sería interminable- sino contra una base de datos por lo que sólo cuando la página haya sido capaz de analizar e indexar los miles de millones de imágenes de Internet, podrá dar resultados cien por cien fiables. En cualquier caso, tanto una como otra aplicación son pasos de futuro en una dirección muy esperanzadora.

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post

Dejar un comentario: