Home Artículos

Dicen los informáticos que sólo hay dos tipos de usuario, los que han tenido un serio problema con el disco duro y los que lo van a tener, por eso, para los que guardamos en el disco algo tan valioso como nuestras fotos, una copia de seguridad es algo absolutamente necesario.

Sin embargo, bien por descuido bien porque nos gusta más dedicar nuestro tiempo a editar imágenes que a tareas informáticas, muchos carecen de copias de seguridad, algo que puede llegar a ser desastroso ¿Te imaginas perfer todas tus fotos?

Es cierto que existen servicios de recuperación de datos de discos duros estropeados pero, a parte de que generalmente no se recuperan todos los datos, el precio de estos servicios suele ser prohibitivo y si encima tenemos miles y miles de fotos la cosa se pone por las nubes.

Por eso, nos guste o no hay que hacer copias de seguridad y hoy es más fácil que nunca.

Los discos duros de backup

El precio de los discos duros externos ha bajado muchísimo y hoy se pueden encontrar aparatos de 2 terabytes (2.000 Gigas) por precios muy razonables.  Por ejemplo, un disco duro de estas características de Western Digital se vende por 96 euros en Amazon. Si somos partidarios de marcas más prestigiosas, los precios son algo más caros pero asequibles. Así el LaCie 301871EK  tiene un precio de 154 euros y si preferimos un Iomega 34797 eGo la cosa sale por 120 euros. Como la oferta es mucha, en este enlace podéis ver un completo listado de discos duros de 1.000 Gigas para arriba de todas las marcas con sus respectivos precios.

El software de backup

Si os decidís a hacer las copias de seguridad – y debéis hacerlo- en el mercado hay varias soluciones gratuitas para gestionar copias de seguridad que además os harán la vida más fácil porque cuando se tienen muchos archivos hacer las copias manualmente es una locura.

Una de las opciones más recomendadas (más de 359.000 descargas en Softonic) es Cobian Backup. Va ya por su versión 10, lo cual indica que es un programa rodadísimo. Es gratuito pero tiene todas las opciones que podemos esperar de un software de este tipo. Además, las tareas de copiado son muy fáciles de crear. El cuadro de tarea nueva de Cobian Backup te guia por los paneles de configuración, en los que, además de la periodicidad y los ficheros a copiar, podrás definir el tipo de copia (normal, incremental o diferencial), el tipo de compresión, el cifrado y las exclusiones.

Si nunca habéis hecho copias de seguridad, deciros que lo más lógico es definir una copia “incremental”. Esto significa que la primera vez que hagamos la copia el programa copiará absolutamente todo, pero en las veces sucesivas sólo se detendrá a copiar lo que ha cambiado y dejará el resto igual con lo que el tiempo de realización de la tarea será mucho más corto.

Si queréis descargar Cobian Backup podéis hacerlo gratuitamente en este enlace.

 

Comparte este contenido en las redes sociales
3 respuestas a este post
  1. En los Mac todo es más fácil. Enchufas un disco externo y lo inicias como disco de time machine, y ya realiza él solito copias periódicas. Una maravilla.

    ¿Llevan las últimas versiones de windows algún sistema integrado así de sencillo?

Dejar un comentario: