Home Artículos

http://animalnewyork.com

Ya se sabe que para hacer buena fotografía de paisaje hay que levantarse temprano, estar al atardecer en un lugar adecuado y esperar… a veces un año entero. Ese al menos es el lapso de tiempo para captar lo que se ha dado en llamar Manhattan-henge, en alusión a Stonehenge, ya que, como si de un observatorio ritual se tratara, dos días al año la ciudad de los rascacielos ofrece un espectáculo único coincidente con la salida y la puesta de sol.

Manhattan, uno de los cinco distritos metropolitanos de Nueva York, tiene un trazado urbanístico en cuadrícula con las avenidas en alineación norte-sur y las calles este-oeste. Por esa razón, una vez al año, durante tan solo dos días, la puesta de sol se alinea perfectamente con la cuadrícula y crea oportunidades fotográficas interesantes en las que la cálida luz del atardecer atraviesa las calles, e incluso el gran astro anaranjado les pone broche, ofreciendo un fantástico cocktail que mezcla lo natural y lo urbano.

Como estamos acostumbrados a ver mucha fotografía de naturaleza, mucho paisaje urbano, tantas veces de motivos repetidos una y otra vez, me ha parecido interesante traer aquí un par de imágenes del Manhattanhenge como pista que os permita descubrir muchos otros en la red y como constatación de que efectivamente el fotógrafo tiene que ser un hábil cazador de oportunidades.

Paul Lomax -

 Las fotografías corresponden a los sitios de Animal y Paul Lomax respectivamente

 

 

Comparte este contenido en las redes sociales
3 respuestas a este post
  1. Es algo parecido a lo que sucede con algunos lienzos de Antonio López.
    Acostumbrados al actual “apuntar y disparar” estas capturas nos hablan de otro tipo de fotografía que, seguramente, fue más reconocida cuando no existía la fotografía digital.
    Ahora, en que todo parece tan sencillo, este tipo de fotografía tiene un valor enorme, a pesar de que no sea fácil que se reconozca el mérito de la misma.

  2. Este efecto luminico fue protagonista en un episodio de Csi new york hace tiempo.Impresionante,la verdad.

Dejar un comentario: