Home Artículos

Ayer publicaba Expansión un interesante artículo en el que recoge datos de un estudio de GFK sobre el mercado de aparatos fotográficos en España. Por su interés lo reproducimos a continuación

(Por E.A.) ¿Qué cámara me compro? Ésta es la pregunta que, entre enero y abril, se plantearon los 888.000 españoles que adquirieron una máquina de fotos digital.

El mercado comienza a remontar después de un 2009 de caídas generalizadas. En el primer cuatrimestre, salvó el pellejo en valor, con unos ingresos de 165,6 millones de euros (un 3,9% más que en el mismo periodo de 2008), no así en unidades, con una bajada del 1,4%, según cifras de GfK. «El estancamiento de las ventas no tiene tanto que ver con la crisis como con que España es un mercado maduro», opina Miguel López, senior product manager de Fotografía de Panasonic.

Asimismo, la popularización de la fotografía réflex y el desembarco de algunas nuevas enseñas en los últimos años han provocado un mayor reparto de la tarta. Canon, Nikon, Kodak, Fujifilm, Sony, Olympus,Panasonic, Samsung Toshiba, Casio, Pentax, Elixim, Polaroid, Hewlett-Packard, Airis, Energy System, ADL… La lista es casi interminable.

Ante la avalancha de modelos y de marcas, los fabricantes buscan vías para aumentar los márgenes y diferenciarse de la competencia. «Muchas veces, lo que distingue un equipo de otro son las prestaciones únicas de cada marca, como el reconocimiento de la cara o la reducción del ruido (todo lo que entorpece la visión de lo que se enfoca)», comenta Germá Rigau, responsable de Imagen Digital de Sony España.

Por ejemplo, la firma japonesa ha incluido en sus últimos modelos el barrido panorámico (captación de hasta 270 grados), mientras que Panasonic apuesta por una función que permite hacer el seguimiento del objeto sin cambiar el encuadre. Prestaciones, antes, exclusivas de los equipos profesionales.

Nuevo público
Este tipo de efectos creativos no son amigos de todos los aficionados a la fotografía, pero atraen a un público amateur que anima las ventas y ayuda a incrementar los márgenes. «El usuario busca jugar con la cámara, pero huye de los equipos complejos de usar», opina López.

El negocio más grande en volumen, y en el que tienen cabida más fabricantes, continúa siendo el de las cámaras compactas. Un negocio «de reposición», reconoce José Manuel Echánove, director general de CCI, el área de Consumo de Canon.

«El segmento de las compactas atraviesa una competencia muy fuerte por parte de, sobre todo, los fabricantes que no han tenido la ocasión de liquidar sus gamas antiguas y que optan por tirar los precios», asegura Echánove. «El precio medio ha bajado mucho, pero ha aumentado el cuidado del diseño», continúa el ejecutivo de Canon. La compañía destina el 9% de la facturación a investigación y desarrollo.

En el campo de la lente fija, pese a todo, se deben distinguir «las máquinas de gama más baja, que son aquéllas que se compran como regalo de comunión o para llevar a la piscina, de las pensadas para un uso más personal», apunta Echánove. Aquí entran en juego cámaras más potentes, con sensores de gran tamaño y ópticas fijas de amplio alcance, que ofrecen «calidades similares a una réflex», añade.

Es ya perceptible la preferencia por los modelos de media y alta gama. «Sigue aumentando la resolución del sensor: las cámaras de más de 12 megapíxeles han pasado del 6.3% de cuota en 2009 al 51,5% del año en curso», destaca Alberto Girón, responsable de Fotografía de GfK. Y continúa: «La potencia de zoom también va en aumento y los grandes angulares ya representaron el 46,6% del mercado en abril».

Sony, Canon, Olympus y Fujifilm son las enseñas que más compactas venden en España, según fuentes del sector. «Hoy, nueve de cada diez cámaras que se venden son compactas o de lente fija, pero esta ventaja se está reduciendo», apunta Rigau.

Lente intercambiable
A medio camino entre las máquinas compactas y las réflex, existen las cámaras de reducido tamaño y lente intercambiable, también conocidas como semicompactas. Este segmento, aunque pequeño (supuso un 2,2% del mercado en abril) experimentó un crecimiento del 165,5% en facturación entre enero y abril.

Olympus y Panasonic han desarrollado un estándar de montura (parte en la que se encajan la cámara y la óptica), al que denominan Micro cuatro tercios y que básicamente consiste en una cámara compacta a la que se pueden añadir objetivos. «Las Micro cuatro tercios no emplean espejo, como sí lo hacen las réflex, y esto permite reducir el tamaño de la cámara», explica López. Las lentes de Panasonic y Olympus son compatibles entre sí.

Mientras, Sony ha optado por el sistema Nex, que también permite intercambiar las lentes en cámaras compactas. «La principal diferencia radica en el sensor; el nuestro es del mismo tamaño que en las réflex, con lo que se pueden alcanzar resoluciones de 14 megapíxeles», indica Rigau. «Cuanto más grande sea el sensor, más se reduce el ruido», asegura el ejecutivo de Sony.

«Las compactas de lente intercambiable son idóneas para quienes les gustaría adquirir una réflex, pero no se atreven por la dificultad de uso, su volumen y peso, o el precio», resume Rigau. Una cámara de este estilo ronda los 500 euros, mientras que las réflex más sencillas parten de 600 euros.

Réflex
En total, el mercado de cámaras de objetivos intercambiables (réflex y semicompactas) creció un 17,2% en unidades y un 20,18% en valor entre enero y abril.

Canon, por ahora, descarta abordar el terreno de las semicompactas y continúa en su apuesta por las gamas medias y altas de las compactas y las réflex. En este último mercado, Canon es la firma que más vende en España (en buena parte, gracias a la buena acogida de su serie Eos), seguida por Nikon (muy fuerte en el terreno profesional), Sony, Olympus y Pentax.

Por otro lado, son cada vez más los modelos que incluyen vídeo en alta definición, mientras que el mercado de videocámaras continúa en descenso. «El verdadero aficionado a la fotografía no exige vídeo», mantiene López

Comparte este contenido en las redes sociales
5 respuestas a este post
  1. Hola:
    que me podeis decir de las cámaras analógicas. tienen mercado todavía? cuantos usuarios puede tener este mercado? del total de ventas en cámaras de fotos, cual puede ser el share de las cámaras analógicas? un 3%? menos?
    gracias.

  2. No tengo a mano las estadísticas pero se hace una estadística anual del mercado de fotografía en el mundo. Creo que hace dos años se dejó de incluir el apartado de venta de cámaras analógicas porque ya era despreciable estadísticamente.

  3. Gracias

    —- Fotografía digital y cambio de hábitos o aumento de acciones que ha traído —-

    Con la popularización (por su disminución de precio, etc.) de las cámaras de fotos digitales (incluyendo las de los teléfonos móviles, tabletas, etc.) se están notando ciertos cambios de costumbres en la gente, aumentando ciertas actividades humanas. A ver si hacemos una lista más o menos completa. Empiezo:

    1. Se “escribe” o “dibuja” (graba) más en la arena de las playas (para luego “inmortalizarlo” con el disparador, claro). Si es una frase o corazón de (un) amor al poco tiempo roto, se puede borrar fácilmente (no tanto si se ha publicado en “Carabuk”).

    2. Se pegan más brincos (para mostrar al mundo lo guays o divertidos que somos así como levitando con la melena al viento -y poco originales, claro-).

    3. Se hacen más uves con los dedos, sobre todo si naciste allá por donde dicen que ídem el sol. Si Churchill levantara cabeza …

    4. Se hacen más selfies, muchos más … ¿Se harían en la época analógica, arriesgándote a que sólo se te viera una oreja? No recuerdo haber visto a nadie tan valiente en los 80 o 90 …

    5. Se profanan más templos (iglesias) sin escrúpulos, aunque a la entrada se prohiba el uso de flash o sacar fotos directamente (los grandes grupos de turistas son refugio de “despistados”, entre comillas o no, que se saltan estas normas). Ídem para museos y otros monumentos.

    Es cierto que también ha traído mejoras …

    6. Se capturan más hechos delictivos, realizados por ladrones, asesinos, policías abusones, … aunque no siempre sirve para compensar los daños … y el fotógrafo se la puede jugar …

    Y, ya en la “””intimidad”””, …

    7. Se hacen más “calvos”, etc. Bueno como “””sólo””” van a ver las fotos de los traseros, etc. los “””amigos de confianza””” … 🙂

    Si me he equivocado en algo, por favor, corregidme. Y a ver si la lista aumenta mucho y bien. Seguro que es posible. Gracias

  4. Hay un libro (tesis) interesante relacionado con estos cambios fotográficos desde la era analógica a la digital: “De la cultura Kodak a la imagen en red : una etnografía sobre fotografía digital”. La introducción (y algo más) está en http://fotologia.wikispaces.com/file/view/Proyecto+tesis_Edgar+G%C3%B3mez.pdf

    Hay un interesante artículo sobre las modificaciones en el comportamiento humano que ha traído la fotografía digital:
    Cinco formas en que la cámara digital nos ha cambiado: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/01/120112_camara_digital_cambios_jgc.shtml

    Y un bloggero se anima a aumentar la lista:
    Podríamos aumentar la lista con: “se ha mejorado la presentación en las comidas diarias”, no vaya ser que piensen que no comemos con glamour :D: http://diegojambrina.com/la-fotografia-digital-vs-fotografia-analogica/#comment-7976

Dejar un comentario: