Home Artículos

La verdad es que trato siempre de ser benevolente en mis opiniones, fijarme en lo bueno y no hacer críticas agrias pero lo cierto es que los actos de fotografía que organiza National Geographic Store Madrid en colaboración con La Fábrica me parecen una vergüenza, al menos en la doble experiencia que he tenido con ellos.

Ayer sin ir más lejos asistí a uno, previo pago de 10€, para encontrarme con que lejos de tener el proyector y el sonido preparado  antes de que acudiera la audiencia, pues no fue así y las 25 personas asistentes tuvimos que perder media hora de reloj hasta que, no ellos sino uno de los asistentes, arregló el tema ¿No podrían tener las cosas preparadas con antelación? cualquier organización seria y profesional  lo habría hecho.

Ya empezada la charla, que era sobre fotografía de viajes, resulta que el ponente no conocía la regla Kiss que aplicamos todos los que hacemos presentaciones en público, es decir keep it simple stupid, o sea haz que las cosas sean sencillas, no las compliques. Resulta que el ponente, en dos horas (menos la media de retraso) quería meter no ya algunos conceptos sobre fotografía de viaje y rematarlos bien, sino hablar de toda la teoría fotográfica desde tamaños de sensores, diafragma, velocidad, sensibilidad, profundidad de campo… hasta historia de la fotografía, y no sé cuántas cosas más en un discurso desordenado, superficial e incomprensible para el que no supiera de antemano de qué iba la cosa e inútil para los que lo  sabíamos. El nivel no sería aceptable para un club de barrio, pero para ofrecerlo bajo los auspicios de National Geographic y La Fábrica, la cosa pasa a ser una verdadera tomadura de pelo.

Por cierto, este era mi segundo intento de acudir a una de éstas charlas. En la primera me apunté, me confirmaron por escrito mi plaza y que tenía una semana para pagar. Dos días después me dijeron que me podía apuntar otro día porque ese se había llenado. Cuando les pregunté cómo me podían decir que no tenía plaza si me la habían confirmado, no volvió a haber respuesta. La verdad es que me pregunto si estos señores que se dedican también a vender viajes tendrán el mismo nivel de calidad y desorganización en todo lo que ofrecen. En fin, por si acaso tomad nota.

Comparte este contenido en las redes sociales
5 respuestas a este post
  1. La verdad es que los de National Geography son unos chulos. Soy suscriptor de la revista la tira de años. Les envié hace algún tiempo un reportaje fotográfico sobre el Cementerio de San Fernando de Sevilla, que es una maravilla monumental y ni siquiera tuvieron la educación de responder para decir que no les interesaba. Pertenezco al cuerpo de no sé qué de la National, me hacen responder a no sé cuantas encuestas todos los meses y jamás tienen la gentileza de dar las gracias, de escribir una nota, un correo electrónico, cualquier cosa diciendo algo. En fin, chulerías de los que se creen los mejores, que no lo son: hay muchos buenos en este mundo. Saludos.

  2. Podrian aprender de los Kelby,Kloskowsky y compañia.Cierto es que cobran algo mas de 10 euros,pero…..
    Por cierto Joe McNally ofrece un “webcast” gratuito hoy dia 16 a las 6 de la tarde(hora del este de los usa).Hasta otra.

  3. Bueno, bueno Juan, una cosa es el foro del Ojo, que a mi me parece una comunidad vigorosa, participativa y beneficiosa para la comunidad fotográfica y otra distinta el National Geographic Store Madrid, éste ni siquiera tiene mucho que ver con la revista, es una simple franquicia que hace sus actividades fotográficas con La Fábrica.

  4. Coincido con Juan en el tema del ojo,mucho ha cambiado la cosa desde el año 2005 en que me registré,está claro que el nivel técnico y artístico del foro ha subido muchísimo,pero el nivel humano y el buen rollo que había antes lo echo mucho en falta,no es que ahora mismo no lo haya,pero……..no es lo mismo ni de lejos.

Dejar un comentario: