Home Concursos

Los concursos son una fuente de polémica y, en este caso, la polémica alcanza al español José Luis Rodríguez, reciente ganador del ‘Veolia Environment Wildlife Photographer of the Year 2009’ del que ya dimos aquí noticia. Ahora una acusación anónima ha levantado las sospechas sobre su magnífica imagen del lobo ibérico saltando una valla. La acusación afirma que el animal fotografiado es en realidad un ejemplar domesticado, concretamente del madrileño centro de Cañada Real, dedicado a la interpretación y estudio de la naturaleza ibérica situado en la Sierra de Guadarrama.

La imagen de José Luis Rodríguez se impuso en el prestigioso certamen dotado con 10.000 libras esterlinas de premio, al que concurrieron 43.135 de fotógrafos de 93 países pero. Sus normas afirman expresamente que “usar un animal domesticado sería una vulneración de las normas de la competición”.

La polémica salto en las páginas de ‘Suomen luonto’, una publicación de naturaleza finlandesa con cierto prestigio y una tirada de 25.000 ejemplares. La revista publicó un artículo en el que cuestionaba que el lobo de la fotografía fuera un animal salvaje y presentaba las similitudes entre el animal de la imagen y otro que responde al nombre de Ossian y viven en el citado centro de conservación.

¿Es Ossian el lobo de la fotografía? Los responsables de la revista finlandesa piensan que sí y el Museo de Historia Natural de Londres se lo ha tomado lo suficientemente en serio para investigar. Así lo reconocía ayer una portavoz del museo, que explicaba que la institución era “consciente de las acusaciones sobre la veracidad de la imagen”.

Al certamen se pueden presentar imágenes de animales domesticados o en cautividad. Pero en ese caso el autor debe reseñarlo en su fotografía. Algo que José Luis Rodríguez no hizo y que ahora podría costarle el premio. Básicamente porque según las bases las fotos de animales enteramente salvajes puntúan más.

La revista finlandesa dice haber recibido el chivatazo de colegas españoles del fotógrafo que no quieren que se manche el nombre del país. “Espero que la verdad se termine conociendo”, dijo uno de ellos a la revista, “somos muchos aquí los que tenemos ética”.

‘Suomen Luonto’ ha llegado a consultar con Ilpo Kojola, un naturalista del Instituto de Investigación de la Caza y las Pesquerías finlandesas, que ha subrayado parecidos pero también diferencias entre Ossian y el lobo de la foto: “La cicatriz debajo del ojo derecho parece que es una marca única, pero el lobo de la imagen ganadora tiene una oreja sin defectos y Ossian tiene una marca visible”. Lo que no significa que Kojola no sospeche de la imagen: “Lo que no entiendo es por qué está saltando el lobo por encima de la cerca. Se comporta como un animal entrenado. No es su conducta lógica en una situación así. Un animal salvaje se arrastraría por debajo de la cerca”.

Rosamund Kidman Cox, periodista de naturaleza y miembro del jurado, también ha expresado sus dudas: “Es imposible acusar al fotógrafo hasta que no haya una prueba concluyente. Pero estamos estudiando el caso detenidamente y habrá una resolución en el año nuevo”.

Comparte este contenido en las redes sociales
3 respuestas a este post
  1. Pues nada, presumiendo la inocencia del fotógrafo sería lamentable que así fuera. De todas formas no parece una foto que represente la wild life.Aunque es cierto que lobo y entorno humano han tenido una innegable asociación a lo largo de la historia.
    A ver como acaba la cosa. (en caso de que sea falso, pues vaya con los “colegas”) ¿Habrá mucha envidia en el mundo de la fotografía? Como soy un amateur de baratillo pues no losé, claro.

  2. […] y la actualidad a través de su blog . Entre las últimas entradas vemos comentarios sobre la polémica del  Veolia Enviroment Photographer of the Year o un balance sobre las fotos del año en el que incluye la […]

Dejar un comentario: