Home Concursos

El fotógrafo madrileño Daniel Beltrá es el ganador de la 47 edición del premio Wildlife Photographer of the Year que desde hace años patrocina Veolia y que, convocatoria tras convocatoria, se ha convertido en el galardón más prestigioso del mundo en esta especialidad.

Beltrá, afincado en EEUU, recibe la distinción por un trabajo realizado sobre el vertido de petróleo ocurrido en 2010 en el Golfo de México tras la rotura de una plataforma petrolífera de BP.

La imagen de un grupo de pelícanos manchados de fuel en un centro de tratamiento de aves salvajes de Lousiana (EEUU) ha merecido a Beltrá recibir el primer premio del jurado, que destacaron ésta entre las seis imágenes del mismo desastre ecológico presentadas por el autor al certamen.

Beltrá, que había estudiado Biología, comenzó su trabajo en el periodismo como reportero para la agencia Efe, en Madrid, a finales de los años 80, cubriendo como fotógrafo los eventos de la agenda diaria en la capital como ruedas de prensa o partidos de fútbol. Después empezó a colaborar con Greenpeace, documentando acciones y expediciones de la organización ecologista a destinos como el Ártico. Fue allí donde su compromiso con el medio ambiente empezó a encontrar expresión en impactantes imágenes de los lugares con más emergencia ambiental.

Más tarde se instaló en Estados Unidos, donde ha desarrollado una fructífera carrera de periodismo de denuncia ambiental y ha retratado la destrucción de la naturaleza en el Amazonas, Indonesia, la Patagonia, la Antártida o el río Congo. En 2009 ganó Prince’s Rainforest Project, un galardón impulsado por el Príncipe Carlos de Inglaterra. El fotógrafo español también pertenece a la International League of Conservation Photographers, un grupo internacional de fotoreporteros que documenta espacios y conflictos de interés ecológico.

El vertido del Golfo de México

El título de la fotografía que le ha merecido a Beltrá el premio Veolia de 2011 es Still life in oil (Todavía hay vida en el petróleo), y retrata a ocho pelícanos ingresados en un centro provisional de rescate de aves de Fort Jackson (Luisiana), durante la emergencia provocada el año pasado por la rotura de la plataforma de BP.

Los pelícanos ya estaban en la primera fase de limpieza y habían sido tratados con un aceite ligero para retirarle el crudo pesado que les cubría las plumas. El presidente del jurado, Mark Carwardine, describe la foto como una “poderosa denuncia ambiental dotada de perfección técnica y de un gran sentido artístico”. El jurado añade para ensalzar los valores de la imagen premiada: “La pura simplicidad de esta poderosa imagen la hace muy bella e impactante a la vez”.

El Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year es uno de los más veteranos y prestigiosos certámenes internacionales de fotografía de naturaleza. LLega este año a su edición número 47 y es propiedad del Museo de Historia Natural de Londres y del BBC Wildlife Magazine, la revista mensual sobre naturaleza que publica la cadena pública británica. Desde hace tres años, el galardón está apoyado por Veolia, una empresa de servicios ambientales.

Para muchos, el Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year es considerado como el Pulitzer de la fotografía de la naturaleza. Entre las bases del concurso se incluye la obligación de que las imágenes sean de entornos silvestres y de animales salvajes, por lo que no están permitidos los espacios manejados por el homber ni los animales en cautividad.

El premio consta de 17 categorías temáticas, pero el concedido a Daniel Beltrá es el de ganador único de la máxima categoría. Unos 40.000 fotógrafos de decenas de países se han presentado este año al premio. Una muestra de un centenar de las mejores imágenes presentadas a las diversas categorías serán exhibidas a partir del 21 de octubre en el Museo de Historia Natural de Londres.

Comparte este contenido en las redes sociales
3 respuestas a este post
  1. Excelente imagen!!!! FELICIDADES AL GANADOR, pero mi duda es si ese entorno, donde están los pelícanos, es un “entorno silvestre” como obliga el reglamento…”no manejado por el hombre” como bien dicen.
    Saludos!

  2. uuuf no sé. Espero que este año no se impugne la fotografía ganadora como ocurrió hace dos ediciones cuando ganó otro fotógrafo español con la imagen del lobo que luego se descalificó (ya lo publicamos ampliamente aquí ( 2010/01/retiran-el-premio-wild-photographer-a-jose-luis-rodriguez/ )

  3. La foto es buenísima!!! Y la historia que nos cuenta su imágen también!!! Enhorabuena Daniel!!! Ya era hora que un fotógrafo español ganase el concurso más prestigioso de la Fotografía de Naturaleza a nivel mundial!!! En su categoría general…

    En cuanto a la manida imágen del lobo saltando del gran fotógrafo abulense José Luis Rodríguez que fue descalificada, sin duda, también era muy buena, sin embargo, intentó engañarnos a todos (incluyendo a los miembros del jurado) contando un rollo macabeo que ha seguido sosteniendo aún a pesar de haberle descubierto el engaño… Patético el tema y patético que algunos sigan recordándolo… Una vergüenza para todos los fotógrafos de Naturaleza españoles que tienen algo de ética profesional…

    Me alegro mucho por Daniel y por la fotografía de Naturaleza española en general…

    Saludos!

Dejar un comentario: