Home Cursos

Omnifoto- San Francisco hora mágica -fotos de viaje

Escuela de fotografía

Durante el verano FotografoDigital.com publica una serie de contenidos formativos relacionados con la historia de la fotografía, la fotoinspiración y el retoque fotográfico. A partir de septiembre publicaremos de nuevo las secciones habituales de noticias, exposiciones, libros de fotografía, nuevos tutoriales de Photoshop, concursos, etc.

Hacer buenas fotos conlleva sacrificios… casi siempre. Pero hoy vamos a hablar de la excepción: hacer fotografías en pantuflas, sin  salir del hotel y desde la comodidad de tu habitación ¿Es eso posible? ¡Por qué no!

Hoy en día, Google Maps y Google Earth nos permiten hacernos una idea exacta de dónde se encuentra un hotel cuál es la orientación de sus fachadas y qué se puede ver desde sus ventanas. Esa información resulta extremadamente valiosa para el fotógrafo a la hora de elegir su alojamiento y de pedir una determinada ubicación dentro del mismo. Entre mis fotografías de viajes tengo bastantes imágenes buenas que han sido tomadas sin salir a la calle. Desde la misma habitación en la que me alojaba: amaneceres, atardeceres, fuegos artificiales, paisajes, paisajes urbanos…

Para que esta toma cómoda y fácil sea posible juegan un papel determinante tanto la suerte como la información previa que nos permitirá pedir una habitación hacia determinada orientación o a determinada altura cuando hacemos las reservas (lo más aconsejable) o una vez que llegamos al hotel (más arriesgado). Como regla general, una habitación alta es preferible a una baja y una orientada a la salida del sol la vamos a poder utilizar más fotográficamente que una orientada a la puesta, por la sencilla razón de que es más fácil que estemos de madrugada en la habitación que al anochecer. Por supuesto, puede darse el caso de que sólo una de las orientaciones tenga una vista que merezca la pena fotografiar y la otra no.

_MG_0241 copia

Si la suerte no nos acompaña y no hemos sido capaces de conseguir una habitación con una vista óptima pero hemos elegido bien el hotel y éste sí la tiene, lo más normal es que disponga de una terraza de acceso público desde la que, igualmente, podremos hacer nuestras fotos sin  tener que salir a la calle. Y nos brindará un ventajoso punto de vista elevado.

Técnica fotográfica

La preparación para las tomas desde la habitación es sencilla  pero si compartimos habitación y no queremos ser muy molestos, lo mejor es que dejemos cámara y trípode preparados de la noche anterior. A fin de cuentas, los encuadres y las ópticas pueden estar decididos ya que la vista es la misma a todas horas, lo único que cambia es la luz. Si no podemos abrir las ventanas (cosa cada vez más frecuente) es importante también que vistamos de negro o de oscuro al menos, para minimizar el reflejo en el cristal y también que trabajemos con el parasol puesto y  totalmente pegado al cristal, por la misma razón.

Las tres fotografías que ilustran este post las hice al amanecer en habitaciones de hotel  en Tokio y San Francisco.

USA_08__4870LABapliLABesp_enf

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post

Dejar un comentario: