Home Equipo

El horizonte torcido es posiblemente uno de los errores más comunes en las fotografías de paisajes naturales y urbanos que toman los aficionados… y la verdad es que ver una imagen en la que las casas se “caen” o el mar se va a “verter” por uno de los bordes del encuadre resulta grimoso y desmerece mucho una imagen, hasta invalidarla como obra bien hecha.

Por supuesto tanto en Camera Raw (herramienta enderezar) como en Photoshop (herramienta regla más luego Imagen>Rotación de imagen>Arbitraria) existen vías para solucionar este problema. Sin embargo, indefectiblemente, si enderezamos una fotografía que estaba torcida, tenemos que perder por recorte una zona del encuadre original que será más o menos grande en función de lo torcida que estuviera la foto. Y esos elementos que se pierden, a veces son vitales en la composición.

Por eso, yo creo que uno de los gadgets de fotografía más útiles es el nivel de burbuja acoplable a la zapata de flash de la cámara. No sólo es sencillo y fácil de usar sino que además es muy económico – menos de 15 euros-  Si montamos uno de estos niveles de burbuja en la cámara y cuidamos de que la burbuja de aire esté en el centro de la capsula, se acabaron las líneas torcidas en la toma.

Por supuesto, el nivel de burbuja no se puede usar a mano alzada, mientras que encuadramos a través del visor de la cámara. Su uso está indicado para cuando fotografiamos sustentando la cámara sobre un trípode, algo que, por otro lado, es una práctica de lo más recomendable para obtener fotografías de la máxima nitidez y calidad.

Estos niveles suelen contar con dos o tres cápsulas que nos permiten saber si están bien nivelados los distintos planos, aunque muchas veces sólo nos interesa que uno de los niveles lo esté porque queremos que la cámara tenga una posición horizontal nivelada, pero la deseamos inclinada hacia arriba o hacia abajo, por ejemplo.

El nivel de burbuja se puede adquirir en este enlace.

 

 

 

Comparte este contenido en las redes sociales
2 respuestas a este post
  1. Si, a veces hay que hacer un balance entre precio y fecha de entrega. Depende de las necesidades de cada uno.

Dejar un comentario: