Home Equipo

Durante unos días hemos echado nuestra impresora fotográfica de siempre a un lado para probar la Canon Pixma MG7150 que, pese a ser un equipo multifunción (impresora + escáner), prometía a priori una buena capacidad fotográfica gracias a sus 6 cartuchos de tinta (negro pigmentado, negro, cian, magenta, amarillo y gris). La expectativa se ha cumplido.

Tengo que decir que siempre he sido un poco reacio a los equipos multifunción porque me parecía que no cubrían las expectativas de un fotógrafo. Sin embargo, las pruebas realizadas con la Canon Pixma MG7150 en impresión fotográfica son muy buenas cuando se realizan son un papel de buena calidad fotográfica como el Pro Platinum de Canon, están totalmente en línea con una impresora fotográfica no profesional.

Por otra parte, como objeto para tener presente en nuestro escritorio, hay que decir que la Canon Pixma MG7150 tiene un diseño agradable, con acabado en blanco o en negro brillante como se puede ver en las imágenes.

Pero vayamos por partes, como decía Jack.

Instalación

El proceso de instalación de la impresora es bastante llevadero y sencillo aunque no seas un crack de la informática. Confieso que su característica de impresora wi-fi (no viene con cable USB aunque dispone de una conexión trasera) me producía a priori un poco de respeto pero su inclusión en la red doméstica fue extremadamente sencilla. Bastó con introducir la clave del router y voilá, la impresora era visible por la red y utilizable desde el primer momento. Un cable menos.

La carga de los cartuchos de tinta no tiene mayor complicación y el led que llevan incorporado avisa al encenderse de su correcto acoplamiento.

Canon-Pixmia-MG7150-3

Finalmente, la carga de papel no tiene mayores secretos y, al disponer de dos bandejas, permite tener disponible simultáneamente dos tipos de papel, por ejemplo fotográfico y corriente. Las bandejas admiten 20 hojas hasta un máximo de 13×18 cm y 125 hojas hasta A4, la superior y la inferior respectivamente.

Por lo que se refiere al software la impresora, su uso es sencillo e incluye un par de utilidades para crear presentaciones y tarjetas. Confieso que no me han tentado nada pero, desde luego, tienen su público.

Finalmente, la puesta en marcha de los cabezales de impresión y su correspondiente prueba se debe hacer sobre un papel especial suministrado por el fabricante y en el caso de la impresora que hemos probado, la inyección de todos los cabezales fue correcta a la primera prueba por lo que no hubo que repetir el proceso.

Escáner, solución de compromiso

Los equipos multifunción son una solución de compromiso que aúna servicios y reducen el espacio necesario sobre la mesa de nuestro escritorio. Como todo compromiso, siempre hay que sacrificar algo. En este caso, la ventana de exploración del escáner está limitada a un tamaño máximo de A4, que será suficiente para la mayoría de las necesidades, pero nos dejará quizás un poco frustrados si queremos escanear un libro grande. El escáner no está pensado ni ofrece opciones para el escaneo de negativos o transparencias como ocurre con algunos escáneres independientes.

La calidad de escaneo es buena ya que tiene una resolución de 2.400 x 4.800 puntos por pulgada (ppp).

La impresora

Por lo que respecta a la impresión, no hay renuncia. La Pixma MG7150 es una impresora A4 digna de respeto. La pruebas que hemos realizado sobre papel fotográfico Canon Plus Glossy II y Pro Platinum ofrecen un resultado totalmente comparable al de la impresora fotográfica dedicada de 7 tintas más abrillantador que utilizo habitualmente. Es más, el resultado de las impresiones en blanco y negro ha resultado especialmente satisfactorio con un gran respecto de los tonos neutros de las imágenes seleccionadas para las pruebas.

Canon-Pixmia-MG7150-4

Hay que destacar que estas impresiones fueron realizadas utilizando directamente los drivers correspondientes a cada uno de los papeles proporcionados por el fabricante, sin que realizáramos previamente una calibración personalizada.

La rapidez de la impresión en condiciones reales no es alta, pero no hay que perder de vista que esta impresora, por definición, no está pensada para producir largas tiradas de copias sino para un uso doméstico. En nuestras pruebas, desde que se pulsa el botón de imprimir en el ordenador (una vez escogidos todos los parámetros de impresión adecuados) el tiempo para que la impresora produzca una copia de 13×18 cm en calidad alta es de 1 minuto y 18 segundos, lapso que se reduce a 55 segundos para las copias en 10x15cm, también en calidad alta.

Aunque para aquellos que procesamos las fotografías con Photoshop la funcionalidad no tiene sentido, lo cierto es que la impresora tiene ranuras en las que es posible insertar tarjetas de memoria (incluso las Compact Flash) para imprimir imágenes directamente, también se puede almacenar en ellas el resultado de los escaneos.

Todo el manejo de la impresora y el escáner se hace mediante una pantalla táctil a color de un tamaño lo suficientemente grande (3,5 pulgadas o lo que es lo mismo 8,8 cm) como para ser manejada sin problemas por cualquier persona, incluso con los dedos grandes.

Precio y costes reales

El coste de las impresoras domésticas suele ser bastante asequible. En el caso de la Canon Pixma MG7150, se puede encontrar en Amazon por poco más de 150 euros, precio que para adquirir un escáner más una impresora de bastante buena calidad, no me parece nada elevado.

Sin embargo, todos aquellos que tengan especial preocupación por el aspecto económico de la impresión casera, deben de tener en consideración que los costes de impresión se componen no sólo del precio de la impresora sino que hay que sumar el de los consumibles. La recarga de tinta superará el precio del aparato en relativamente poco tiempo  (depende de cuánto se imprima y a que tamaño, claro está). Concretamente, el juego de 6 cartuchos de tinta para la Canon Pixma MG7150 tiene un precio de 66.5 euros, los de capacidad normal, yde 85 euros en tamaño XLcomprados por Internet. Dado que la impresora carga cartuchos independientes para cada color, está claro que sólo hay que sustituir aquel cartucho que se agota, puesto que la velocidad de consumo de cada tinta dependerá grandemente de los colores de las fotos que imprimimos. Por lo que respecta al coste del papel, es tremendamente variable en función de su calidad, cantidad de hojas adquiridas y tamaño. Es además frecuente encontrar ofertas 2×1 en distintos distribuidores y tipos de papel.

El aparato se puede adquirir en este enlace: Canon Pixmia MG7150

Canon-Pixmia-MG7150-2

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post

Dejar un comentario: