Home Equipo

El mercado de los radiotransmisores para disparo de flash fuera de cámara va a contar con un nuevo jugador.  Bajo el nombre de WT-1 el fabricante de flashes Metz está comercializando ya un nuevo transmisor, que había presentado previamente este año en la PhotoKina.

Dicen que la veteranía es un grado y desde luego Metz como fabricante de flashes tiene una contrastada trayectoria de muchas décadas  y muy buenos aparatos. Precisamente por esto, no es extraño que vaya ahora a lanzar un sistema de transmisores que permiten disparar el flash fuera de cámara de forma inalámbrica  mediante transmisión de radio que es, a día de hoy, la que ofrece mayores ventajas y versatilidad.

El nuevo sistema WT-1 de Metz tiene dos características destacadas. La primera es su radio de acción que resulta especialmente amplio ya que, según las especificaciones del fabricante, es capaz de trabajar a una distancia de 300 metros entre receptor y transmisor. La otra característica importante es que el transceptor inalámbrico de Metz es capaz de emplear los datos TTL específicos de cada cámara  lo que hace posible, por ejemplo, una sincronización a alta velocidad precisa o el ajuste de exposición automático.

De momento ya están en circulación los kits de receptor y transmisor para las versiones Canon y Nikon, mientras que la de Sony se esperan para septiembre de 2017.

El WT-1 se vende en un kit que contiene un transceptor WT-1T (que puede servir tanto de emisor como de receptor) y un receptor WT-1R. El precio de este kit es de 189 euros y el paquete incluye también un estuche, un pie de zapata, un soporte de zapata con lámina adhesiva para fijar el receptor, dos tapas para proteger las zapatas rápidas y un cable USB para poder actualizar el firmware de los aparatos cuando sea necesario.

Además del kit, el transceptor WT-1T y el receptor WT-1R también se venden por separado, algo conveniente dado que el fotógrafo puede enlazar varios flashes y dispararlos conjuntamente, para lo que necesitará varios receptores. En este caso, los precios de los elementos por separado son de 69 euros para el receptor y 129 para el transceptor.

Como es habitual en este tipo de tranmisores, el Metz WT-1 se puede utilizar no solo con los flahses de mano sino también con flashes y antorchas de estudio conectándolos mediante un cable de sincronización.

Ambos aparatos se alimentan mediante dos baterías tamaño AA.

El nuevo transmisor puede adquirirse en este enlace: Metz WT-1 para Canon y Metz WT-1 para Nikon

metz-wt-1-b

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post
  1. Es igual igual que el Pixel King. Es problema de este último es que las instrucciones están en chino y en inglés

Dejar un comentario: