Home Equipo

Nikon ha presentado oficialmente en sociedad su nueva cámara fotográfica de rango profesional, la Nikon D4S, un aparato de altas prestaciones con formato completo (FX en la nomenclatura de Nikon) y 16,2 megapíxeles que parece que llegará al mercado en marzo con un precio algo superior a los 6.000 euros, aunque la precisión de estos dos datos está por confirmar ya que el importador español no ha dado datos al respecto.

Esta cámara viene a tomas el relevo a la Nikon D4, de la que se diferencia nominalmente sólo en el apellido S, pero que conlleva varias mejoras. Dado que se trata de un aparato orientado al mercado profesional, la robustez es una de sus características y se expresa en dos datos: un cuerpo metálico sellado herméticamente y un obturador que, al parecer, es capaz de resistir 400.000 disparos, que es un ciclo de vida significativamente alto. También pensando en el profesional principalmente de la fotografía deportiva, la cámara ofrece una velocidad de ráfaga alta. Son 11 disparos por segundo con autofoco (AF), cifra que aventaja en un fotograma a su predecesora. Por otra parte, para cuando es imprescindible encadenar un disparo de ráfagas tras otro, la cámara dispone también de un formato Raw S -de menor resolución- pensado para no saturar la velocidad de transferencia de la tarjeta de memoria. Esto existe desde hace mucho en cámaras Canon, pero es una novedad que introduce Nikon por primera vez en este modelo.

Nikon-D4s_24_70_front

En el sistema de enfoque, la Nikon D4S también aspira a revalidar su marchamo de profesionalidad. El enfoque automático es de 51 puntos e incluye un  modo de enfoque automático de zona de grupo. Diseñado para permitir un control mucho más preciso sobre el tamaño de la zona de autofoco, el AF de zona de grupo supervisa constantemente cinco campos de AF diferentes, que se pueden desplazar por una matriz de 51 puntos según lo requiera la composición. La toma de imágenes en este modo permite realizar el seguimiento de sujetos de movimientos rápidos con una gran precisión a lo largo de largas distancias; además, mejora considerablemente la captura y el aislamiento del fondo cuando se fotografían sujetos que son comparativamente pequeños y que se encuentran cerca de un fondo con alto contraste o que desvíe la atención.

Otro de los puntos a tener en cuenta en cualquier cámara es su rango de sensibilidad ISO y en este aspecto, la Nikon D4S ofrece un rango que va de 100 a 25.600 (ampliable de forma forzada hasta 409.600). Se supone que la respuesta al ruido a valores altos, según el fabricante, es muy buena, cosa que habrá que esperar a comprobar cuando salgan las primeras pruebas.

La D4S ofrece vídeo de calidad profesional en varios formatos de fotograma y cuenta con mejoras operativas que permiten mejorar la grabación de sonido, seleccionar el formato de recorte del sensor, controlar el diafragma motorizado y corregir la velocidad de obturación. Asimismo, la función de reducción de ruido 3D de Nikon disminuye el ruido aleatorio y el ruido intermitente cuando se graba con sensibilidades altas.

Nikon-D4s_back

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: