Home Equipo

Las cámaras alfa de Sony son las cámaras de fotograma completo y lentes intercambiables más pequeñas y ligeras del mundo. Hace unos días Sony lanzó al mercado la noticia de un nuevo modelo de su serie alfa, la α7 II (ILCE-7M2), una cámara de objetivos intercambiables sin espejo, con un sensor de formato completo de 24,3 megapíxeles y que incorpora como gran novedad, un sistema de estabilización óptica de cinco ejes que, según la información del fabricante, permite una compensación de 4,5 pasos. Esta característica junto a su ligereza, la hará ideal para fotografiar o filmar con cámara en mano en situaciones de baja iluminación.

La solución hallada por los ingenieros de Sony para conseguir esta avanzada prestación de estabilización consiste en mover el sensor de la cámara para compensar sus vibraciones y movimientos. Esto, adicionalmente, hace que la estabilización se pueda aplicar independientemente del objetivo montado y la gama a la que pertenece. Sin duda una ventaja para los que tienen una amplia “cristalería”.

En el vídeo promocional de Sony que viene a continuación, se puede comprender con bastante precisión y sencillez en qué consiste la estabilización de cinco ejes, e incluso visualizar sus resultados en distintas situaciones de ejemplo.

El enfoque es la otra gran área de mejora de la α7 II. Como su predecesora, ésta incorpora un sistema de enfoque híbrido que combina detección por contraste (con 25 puntos de enfoque) y detección por fase (con 117 puntos en enfoque). Según la información facilitada por el fabricante, gracias a los nuevos algoritmos de detección del movimiento desarrollados por los ingenieros de Sony, la α7 II enfoca un 30% más rápido que su predecesora y ofrece una capacidad de rastreo o enfoque por seguimiento del sujeto 1,5 veces mayor.

Por lo que respecta al vídeo, la cámara es capaz de grabar a una calidad de Full HD (1920×1080) con una velocidad de hasta 60p. Tiene una tecnología de reducción de ruido propia que supuestamente mantiene un nivel excepcional de detalles y texturas en condiciones de baja iluminación.

Como en anteriores modelos,  la α7 II tiene un cuidado acabado que busca hacer de ella un objeto atractivo y agradable al tacto. Su usabilidad está muy estudiada e incluye lujos como 10 botones personalizables a los que se les pueden asignar hasta 56 funciones. La pantalla es inclinable y el cuerpo robusto pero ligero ya que está construido con aleación de magnesio y sellado frente a la humedad y el polvo.

Para aquellos que buscais un aparato ligero pero full frame la α7 II es una opción a tener en consideración que llegará al mercado en enero próximo con un precio aproximado de 1.800 euros (sin objetivo).

A7II_wSEL2470Z_front-1200

Comparte este contenido en las redes sociales