Home Equipo

Si eres alto, fuerte y joven puedes llevar las cámaras colgando de tu cuerpo como te parezca. Si careces de alguna de esas cualidades, más vale que eches mano de alguna de las soluciones existentes en el mercado que te hacen más llevadero el acarrear el considerable peso del equipo, que se hace insoportable cuando afrontamos largas caminatas.

Para mi Cotton Carrier ha sido siempre una marca de referencia por las soluciones de transporte que ha diseñado. Ahora el fabricante anuncia que tiene disponible sus Cotton Carrier Systems de tercera generación un arnés fotográfico que va a estar disponible a finales de este mes y tendrá un precio de 159 euros en España.

EL nuevo arnés se denomina G3 (modelo 147 grey) y su diseño está pensado para ser confortable y ergonómico, transportar una o dos cámaras de forma segura y permitir que el fotógrafo que las lleva encima  tenga la máxima movilidad.

¿En qué consiste? Pues como podéis ver en la fotografía es un chaleco dotado de enganches que permiten que una o dos cámaras cuelguen del pecho y/o de la cintura, evitando con ello el cansancio y dolor que provoca el llevarla colgada del cuello o de un hombro.

Colocada en el pecho, la cámara distribuye su peso entre los dos hombros y el resto del tronco con lo que la sensación es que pesa mucho menos. Si la suspendemos de la cintura, el peso se distribuye entre las dos piernas y la cadera sin afectar a la parte superior del tronco. Después de varias horas de marcha la diferencia es abismal.

Además de esta prestación esencial, el nuevo arnés tiene algún detalle adicional como es el traer una bolsa con un “impermeable” para la cámara con objetivo largo, múltiples bolsillos interiores y exteriores, clips de anclaje y liberación rápidos, una correa para fijar el extremo del objetivo al arnés durante la marcha, etc.

En el siguiente vídeo podéis apreciar la funcionalidad del arnés y su utilización al aire libre.

Por cierto, ingenuo de mí, siempre pensé que los Cotton Carrier se llamaban así porque sus tejidos serían de algodón. Resulta que no. Cotton es el apellido del creador. Andy Cotton trabajó como supervisor de Efectos Especiales en la industria del cine durante 26 años. Más tarde, como fotógrafo de paisajes, fue cuando creó la idea de un sistema de transporte para cámaras que fuera confortable, seguro pero sobreA todo accesible en todo momento. Así nació Cotton Carrier Camera Systems cuyos arneses no son de algodón sino de materiales de óptima calidad pensados para el aire libre.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: