Home Equipo

canon_powershotd10

La primera cámara compacta de Canon estanca al agua es una elección segura para las actividades veraniegas. Se trata de una cámara todoterreno que puede sumergirse hasta 10 metros de profundidad, por lo que será una compañera perfecta cerca del agua e incluso en las inmersiones con snorquel. Además, el aparato es resistente a los golpes y a las caídas hasta 1.22 metros de altura y funciona a temperaturas de hasta -10ºC.

La PowerShot D10 dispone de carcasas de diferentes colores para personalizarla: azul, naranja, gris plomo y verde camuflaje.

Con una resolución de 12.1 megapíxeles, la PowerShot D10 es muy fácil de utilizar, y dispone de una amplia gama de modos de disparo y de modos Escena Especiales, incluidos los modos específicos Subacuático y Playa, que permitirán acceder fácilmente a los ajustes predeterminados más idóneos para esas situaciones específicas.

Captar toda la acción en el agua no será ningún problema, ya que incorpora Estabilizador de la Imagen previene los movimientos de la cámara, causante de las imágenes movidas, y dispone de Tecnología de Detección del Movimiento, que percibe tanto el movimiento de la cámara como del sujeto, realizando los ajustes necesarios. Además, la función i-Contrast de Canon aclara las áreas más oscuras de la imagen, pero sin que afecte a las más claras con lo que se obtienen imágenes más contrastadas.
Para aquellos que van a hacer snorquel, surf o esquí acuático, la PowerShot D10 les permitirá captar imágenes cercanas a la acción sin que su equipo fotográfico corra riesgo.

Comparte este contenido en las redes sociales
2 respuestas a este post

Dejar un comentario: