Home Artículos

fotografía macro-libelula

Se puede decir con toda propiedad que la fotografía macro o macrofotografía le abre al fotógrafo las puertas a un nuevo mundo para la creación de imágenes muchas veces sorprendentes, muchas veces bellas e, incluso, nos permite descubrir en detalle cómo es la pequeña estructura del mundo que tenemos alrededor. Si nunca has fotografiado una mosca, una abeja, las anteras de una flor, la textura de un papel, las burbujas en una copa, el rocío en una telaraña… es muy posible que te sorprendas al contemplar en una macrofotografía los maravillosos detalles que a simple vista nos pasan desapercibidos.

Una de las ventajas de la fotografía macro es que estés donde estés, tienes a tu disposición multitud de posibles sujetos fotográficos sin ni siquiera salir de casa. Puede ser la punta de un lápiz, la textura de un instrumento de cocina, la urdimbre de una tela, una moneda, un chip, las hojas de un libro… cualquier cosa se puede convertir en una atractiva fotografía macro.

Para ser puristas tenemos que aclarar que técnicamente sólo es macro aquella fotografía que capta en el sensor de la cámara al sujeto a su tamaño real, dscala 1:1, o incluso aún mayor. Sin embargo, los mismos consejos y técnicas que sirven para la macrofotografía, son útiles para lo que deberíamos llamar simplemente fotografía de aproximación, es decir aquella que aún centrándose en pequeños detalles los captura con un tamaño inferior al de la realidad. Tanto una como otra nos harán disfrutar.

Hacer fotografía macro no es especialmente difícil. Algunas piezas de equipo y accesorios pueden facilitarnos la labor pero, sobre todo, lo importante es tener claros los conceptos. Por eso, a continuación os incluimos una clase magistral de José B. Ruiz y algunas notas sobre accesorios y libros que os ayudarán a crear vuestro camino dentro de la fotografía macro o de aproximación.

Una clase de fotografía macro

Siguiendo su método de enseñanza José B. Ruiz desarrolla una clase de casi tres horas sobre la fotografía macro o macrofotografía en la que hace una aproximación teórico-práctica al tema, apoyada continuamente en fotografías de ejemplo y en ella aborda todas las técnicas de toma e iluminación referentes a la fotografía macro y de aproximación. Hay también insertada en la clase un vídeo en el que se puede ver el trabajo de macrofotografía en una situación real en el campo con todo el trabajo de preparación, iluminación, etc.

 

Libros sobre fotografía macro

La mejor manera de acortar los periodos de aprendizaje es tener a mano las lecciones de un maestro… o un buen libro como éstos que recomendamos a continuación

Libro-de-fotografía-MacroFotografía Macro: Descubre todos sus secretos es una obra publicada en 2015 y firmada por Fran Nieto que tiene todas las bazas para convertirse en el gran libro de texto de la macrofotografía en español. Con un formato generoso (17×24) y bien editado como suele ocurrir con los títulos de la serie FotoRuta (JdJ editores), las 276 páginas del texto llevan al fotógrafo, no importa si es novel o avanzado, paso a paso por todos los conocimientos necesarios para avanzar con rapidez en el dominio de esta modalidad fotográfica.

libro-fotografia-Macrofotografia-FotoinspiracionFotoinspiración. Macrofotografía Como dodos los libros de la colección Fotoinspiración, es una obra colectiva, cada par de páginas enfrentadas muestran al lector una imagen reproducida a página completa y, en la opuesta, los textos que le dan explicación y contexto aportando información sobre la toma, consejos para hacer fotografías en situaciones similares, explicación somera sobre el trabajo de posprocesado que se hizo y un apunte biográfico acerca del autor.

Accesorios para fotografía macro

Aunque no tengamos un objetivo macro, hay tres accesorios que permiten conseguir los mejores resultados en la macrofotografía y que, además, son bastante asequibles, Dependiendo del objetivo que usemos con estos accesorios, podremos conseguir ratios de ampliación superiores incluso al 1:1.

Anillo de inversión macro

anillo-inversión-macro

El primero y más sencillo de todos los posibles accesorios es el anillo de inversión. Se trata de una arandela que nos permite colocar un objetivo en la cámara de forma invertida. Si hacemos eso con una óptica corta, el resultado será una grandísica capacidad de ampliación y aproximación, con lo que podremos hacerle retratos a las arañas si es nuestro gusto. Es muy económico (unos 10 euros) su desventaja es que no permite conservar el control de apertura ni de enfoque automático. Todo lo tendremos que hacer e manual. En este enlace puedes ver distintos anillos de inversión macro.

Tubos de extensión

tibos-de-extension-3

Se montan entre el objetivo y la cámara y aumentan la capacidad de ampliación de la óptica de modo que convertirán un sencillo 50 mm en un potente macro. Normalmente se vende un kit con tres anillos de distinta distancia que se pueden usar individualmente o combinados variando con ello el ratio de ampliación.  Es preferible comprar aquellos tubos de extensión que permiten mantener los automatismos de la cámara (enfoque y exposición) ya que trabajaremos con mucha mayor comodidad, el precio de los automáticos oscila entre los 25 y 50 euros aproximadamente. La razón por la que estos tubos son baratos es porque no tienen ningún elemento óptico en su interior y por eso tampoco afectan negativamente a la calidad de los objetivos que usemos. Lo que sí ocasionan es una disminución de la luminosidad. En este enlace puedes ver distintos tubos de extensión.

Fuelle de macro

fuelle-de-extension-3

El fuelle tiene el mismo efecto práctico que los anillos, aleja el objetivo del sensor. La diferencia es que la distancia la podemos regular de modo continuo, no quitando y poniendo tubos de extensión. Al igual que los tubos, tampoco tiene ningún elemento óptico. Su precio ronda los 25-50 euros. En este enlace puedes ver distintos fuelles macro.

Carril de enfoque

Carril de enfoque

La profundidad de campo en macrofotografía es pequeñísima. Cuando estamos trabajando con la cámara montada en un trípode, el carril de enfoque permite controlar movimientos milimétricos de acercamiento o alejamiento de la cámara para conseguir un enfoque absolutamente preciso. El precio de este elemento está en torno a los 30-35 euros. En este enlace puedes ver distintos carriles de enfoque.

Flash anular e iluminación para macro

flash-anular-2

Existen  fuentes de iluminación específicas para fotografía macro. Tradicionalmente, los flashes anulares especiales para macro eran bastante caros, pero hoy en día, con la irrupción de la tecnología led, hay mucha oferta de aparatos led en forma de anillo o flash anular que hacen la misma función con una fuente de luz contínua. La ventaja de esta solución es doble, por un lado, son mucho más baratos, por otra, proveen luz guía para el enfoque. En este enlace puedes ver flashes anulares e iluminación LED.

También, muchos fotógrafos expertos en fotografía macro optan por usar sus flashes normales separados de la cámara y disparados mediante control de radio o de cable para iluminar sus sujetos de macro.

Objetivos macro

Los objetivos macro son objetivos que por su construcción óptica permiten enfocar desde muy cerca, y con ello consiguen reproducir detalles o sujetos a escala 1:1 o incluso 5:1 en el caso de un objetivo especial de Canon (Canon MP-E 65 mm f/2.8). Con excepción de éste último, el resto son objetivos normales de su distancia focal correspondiente, de modo que si tenemos un objetivo de 100 mm macro no sólo nos servirá para hacer fotos de insectos sino también estupendos retratos.

Aunque muchos objetivos zoom tienen en sus anillos marcada la palabra macro y girandolos nos permiten acercarnos más a los sujetos, normalmente no nos ofrecen la posibilidad de hacer fotografía a tamaño 1:1 sino simplemente, acercarnos un poco más para que el sujeto o aparezca un poco más grande en nuestra imagen pero sin llegar a esa escala.

Todas las marcas de cámaras y todos los fabricantes independientes de objetivos ofrecen lentes específicas para fotografía macro que permiten la aproximación suficiente como para reproducir los objetos a tamaño 1:1. El objetivo macro más utilizable es el que tiene una focal de entre 90 y 100 mm aunque existen otros de focales más cortas que nos permiten acercarnos más al sujeto o más largas, que nos permiten fotografiarlo desde más lejos con el mismo ratio de ampliación, cosa útil, por ejemplo, para la fotografía de insectos. En cualquier caso, el rango de 90-100 mm se puede considerar una opción óptima.

En este enlace puedes ver diversos objetivos macro.

Objetivo-macro-Tokina

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: