Home Equipo

tarjetas-de-memoria-para-fotografia

El mercado de las tarjetas de memoria está claramente dominado por dos formatos, el Secure Digital (SD) y el Compact Flash (CF). El primero en la inmensa mayoría de las compactas y algunas réflex y el segundo mayoritariamente en réflex más antiguas o las actuales más profesionales. Algunos modelos de réflex llevan incluso dos ranuras para albergar tanto tarjetas SD como tarjetas CF.

Las tarjetas SD tienen la gran ventaja de ser más económicas a igual capacidad y tasa de transferencia, mientras las CF son más robustas, tienen una vida útil más larga y pueden ser más rápidas por sus características técnicas (bus de datos de 16 bits). En cualquier caso, el usuario no tiene normalmente la opción de elegir entre unas u otras (salvo si tiene una cá+mara con doble ranura) sino simplemente usar la que encaja en su máquina.

Las características fundamentales de las tarjetas de memoria son dos, su capacidad de almacenamiento y la velocidad de transferencia y ahí el fotógrafo sí ha de escoger en función de sus necesidades y presupuesto ya que, como es lógico, a  mayor capacidad y velocidad mayor precio.

¿Qué capacidad debe tener mi tarjeta?

La capacidad de la tarjeta de memoria debe guardar una relación directa con la resolución del sensor. Cuanto mayor es la resolución más grande debe ser la tarjeta para conseguir guardar un número de fotos razonable. A medida que los sensores han ido creciendo necesitamos tarjetas más grandes.

En la siguiente tabla se puede ver el número aproximado de fotografías en formato que cabrían en tarjetas de memoria en función de la capacidad de la tarjeta (cabecera superior) y la resolución del sensor (columna izquierda):

Tamaño RAW/tarjeta 64GB 32GB 16GB 8GB 4GB
24MB 2.080 1.040 520 260 130
18MB 2.880 1.440 750 360 180
14MB 3.840 1.920 960 480 240
10MB 5.120 2.560 1.280 640 320

 

Si por el contrario, no fotografiamos en formato Raw sino en jpg y además hacemos vídeo con nuestra cámara podemos usar la siguiente tabla para calcular la capacidad de fotografía más horas de vídeo:

JPEG +vídeo/tamaño tarjeta 32GB 16GB 8GB 4GB

Número de imágenes +
horas de vídeo

1.200 +
5,6hrs
600 +
2,8hrs
440 +
1,4hrs
220 +
50mins

Precio de las tarjetas de memoria

Por otra parte, conforme pasa el tiempo las tarjetas bajan de precio y se da la paradoja de que hoy se puede encontrar una tarjeta SD de 4 GB al mismo precio que una de 8 GB de las mismas características y, a su vez, puede haber poca diferencia con otra de 16GB. Por esta razón es importante a la hora de comprar comparar a cuánto sale el GB en tarjetas de distinta capacidad y misma tasa de transferencia (ahora hablaremos de ese concepto). Yo diría que hoy, independientemente de la cámara que tengamos, no es rentable comprar una tarjeta de menos de 8 GB y, probablemente, el GB más barato se consigue en las tarjetas de 32 GB, pero este tamaño resultará muy grande para la mayoría de las cámaras compactas, incluso grandísimo si no se trabaja en formato Raw.

También es importante considerar que resulta más seguro tener varias tarjetas de capacidad media que una sola de gran capacidad, de esta manera disminuimos el riesgo de perder todas nuestras fotografías si se estropeara la tarjeta (cosa que raramente ocurre).

En los  siguientes enlaces se puede ver la oferta y precios de tarjetas SD y CF de distinta capacidad y velocidad de grabación de datos en Amazon, que es un vendedor que generalmente tiene precios muy competitivos en tarjetas de memoria. El enlace en cada fila lleva a la oferta de tarjetas de la misma capacidad con distintas velocidades de grabación

Tarjetas SD –
Secure Digital
Tarjetas CF – Compact Flash
SD 16GB CF 16 GB
SD 32 GB CF 32 GB
SD 64 GB CF 64 GB

 ¿Cómo comparar la velocidad de tarjetas de memoria de distintos fabricantes?

La velocidad de las tarjetas de memoria modifica sustancialmente su precio. Por eso es muy importante, cuando comparamos tarjetas de igual capacidad de almacenamiento, asegurarnos de que ofrecen la misma velocidad de transferencia de datos. Sin embargo, no siempre es fácil hacer esa comparación porque hay fabricantes que expresan la velocidad de sus tarjetas de memoria con un factor multiplicador (por ejemplo 400X) mientras que otros lo que ponen sobre la tarjeta son tasas de transferencias (por ejemplo 60 MB/s), ambos ejemplos son equivalentes.

La siguiente tabla establece la equivalencia entre factor multiplicador X y tasa de transferencia de las tarjetas de memoria, lo que permite comparar las prestaciones de tarjetas de almacenamiento de distintos fabricantes:

 133x = 20MB/s

200x = 30MB/s

300x = 45MB/s

400x = 60MBs

600x = 90MB/s

1000x= 160 MB/s

Si os preguntáis de dónde viene el índice de referencia X, la respuesta es que se trata de la velocidad de transferencia original de los primeros CDs que era inicialmente de 150 KiloBytes/segundo (KB/s). Esta velocidad se multiplica por el índice marcado en las tarjetas de algunos fabricantes con una X, de ahí viene la equivalencia de 400X igual a 60MB/s.

velocidad-de-tarjeta-expresada-de-distinta-forma

Expresado de forma diferente, estas dos tarjetas tienen la misma velocidad de escritura: 400X o 60 MB/s

¿Qué velocidad de tarjeta de almacenamiento necesito?

Hay dos factores que determinan la velocidad de transferencia de datos más adecuada para la tarjeta de almacenamiento de nuestra cámara. Por un lado, hay que tener en cuenta el modo de disparo  con el que trabajamos. Si acostumbramos a disparar en ráfagas de múltiples fotogramas consecutivos, como por ejemplo ocurre en la fotografía deportiva  o si grabamos vídeo a muy alta resolución,  una alta velocidad de transferencia será muy importante.

Hoy en día ya no es fácil encontrar en el mercado tarjetas con tasas de transferencia inferiores a los 200X (30 MB/s), y esa es una velocidad totalmente adecuada si hacemos mayoritariamente fotografía de retrato, paisaje o bodegones, por poner un ejemplo. Esa velocidad aguantará incluso disparo en ráfagas si no se encadenan rápidamente muchas ráfagas consecutivas.

Sin embargo, hay otro factor muy importante que puede hacer que las tarjetas más rápidas del mercado no resulten adecuada,  nos referimos a la velocidad de lectura escritura de la propia cámara. Si nuestra cámara fotográfica no puede escribir a más de 400X, de nada servirá que compremos una tarjeta de 1000X porque la mayor parte de su potencial quedará desaprovechado con lo que habremos pagado más por nada.

Comparte este contenido en las redes sociales
4 respuestas a este post
  1. La marca Sandisk no muestra por ningún lado la velocidad de almacenamiento,como puedo saber esta información?

  2. Claro que muestran la velocidad de almacenamiento, lo hacen en megas por segundo, en el post tienes la tabla de equivalencias si lo quieres comparar con otra marca.

Dejar un comentario: