Home Concursos

Omnifoto-Shanghay fotografía con trípode

Desde que la fotografía existe, su evolución técnica nos trae, año tras año, cámaras y soportes fotosensibles -antes películas ahora sensores- cada vez más rápidos… pero fotografiar es captar la luz y por eso hasta la cámara más sofisticada lo tiene difícil cuando oscurece.

Sin embargo, la solución para este problema es tan eficaz y tan antigua como la propia fotografía: el uso del trípode.

En el equipo de cualquier fotógrafo aficionado -todos los profesionales lo tienen- no debería faltar nunca un trípode, a ser posible un buen trípode que equivale a decir uno robusto. Hoy las cámaras digitales nos permiten hacer largas exposiciones sin problema y sin la dificultad de calcular la exposición con el fallo de la ley de reciprocidad que afectaba a la película tradicional en las exposiciones prolongadas.

Sin embargo, si se quieren obtener resultados de calidad y con la mayor nitidez en situaciones de escasa luz, será necesario que la cámara se encuentre firmemente asentada en un soporte y el más seguro de ellos es, sin duda, el trípode. Por añadidura, la utilización del trípode aporta una ventaja adicional muy importante como es el rigor en la composición.

Cuando disparamos cámara en mano, resulta extremadamente difícil controlar pequeños detalles en los laterales de nuestra fotografía. Esto cambia radicalmente cuando montamos la cámara en el trípode, entonces, gracias a su estaticidad, podemos controlar exactamente cómo entra una línea diagonal en el encuadre, la podemos hacer coincidir exactamente con una esquina si lo deseamos, podemos mover milímetros la cámara para esquivar algo o inclinar el plano del sensor para corregir una línea de fuga… y todo ello a la vez, algo casi imposible con cámara en mano.

Así que, dicho de una manera muy rotunda, un trípode os hará mejores fotógrafos porque mejorará vuestras composiciones y aumentará el número de situaciones en las que seréis capaces de disparar y obtener fotografías de calidad.

Este es precisamente el primero de los consejos que ofrece Canon en este corto vídeo que os invito a ver. Además, como las marcas se hacen cada vez más sociales, Canon ha puesto en marcha un concurso fotográfico en Internet con el hashtag #CapturaconCanon por el que invita a todos los fotógrafos a subir a Twitter hasta el 16 de diciembre una fotografía con ese hashtag y citando el consejo o truco utilizado en la foto. Entre los participantes, un jurado del equipo de marketing de Canon, elegirá cuál es el ganador de una Cámara Canon EOS 6D.

Por cierto, como todos los años por estas fechas, Canon pone en marcha una campaña de descuentos por reembolso que pueden llegar a ser de 200 euros en una sola pieza de equipo, así que si estás pensando en que los Reyes te metan algo en la bolsa ya sea una cámara, objetivos, flashes o hasta impresoras, no dejes de consultar esta oferta: Reembolso Canon

Comparte este contenido en las redes sociales
3 respuestas a este post

Dejar un comentario: