Home Exposiciones

edward-burtynsky-agua shock

La Sala de Exposiciones de San Benito de Valladolid ofrece hasta el 6 de marzo la exposición Edward Burtynsky. Agua Shock, una serie en la que este canadiense de origen ucraniano, con obra colgada en importantes museo internacionales y representado por diversas galerías, ha explorado el ciclo completo de vida del agua.

Edward Burtynsky recorrió los cinco continentes entre 2009 y 2014 – desde el Golfo de México a las orillas del Ganges – para representar este ciclo. Siguió el curso de los ríos y estudió los mares; describió los diferentes usos del agua, desde la agricultura a la adoración, y nunca se conformó en llegar sólo a la superficie de las cosas, como es su estilo. De hecho el trabajo fotográfico de Edward Burtynsky es el resultado de un profundo análisis y de una excelente capacidad de síntesis.

La exposición se desarrolla a lo largo de seis apartados. El primero de los capítulos está dedicado al Golfo de México, con imágenes de la plataforma petrolífera que contaminó sus costas en 2010. El segundo capítulo se titula ‘Devastaciones’, mientras que el tercero es el que se dedica al control y la explotación del agua. Los siguientes capítulos de esta muesta se dedican a la Agricultura y la Aquicultura, desde España hasta China, pasando por EE.UU, donde un “80 por ciento del agua” se destina al cultivo. Asimismo, hay un capítulo dedicado a la rivera de ríos y costas marítimas de todo el planeta. El último capítulo se refiere a ‘Las Fuentes’, es decir, aborda “los orígenes del agua”, con paisajes “puros” en diferentes lugares de Canadá e Islandia, entre otros.

Edward-burtinski1

La dedicación de la obra de Edward Burtynsky a los paisajes intervenidos por el hombre, le ha dado a veces a su obra un halo de ecologismo y aunque no carece de base, él sostiene que se trata de una narrativa abierta e interpretable.

“La gente me pregunta si soy un ecologista – dice el fotógrafo – y yo digo que no (…) Es más, he tenido mucho cuidado de no enmarcar mi trabajo de una forma activista o política. Eso sería muy restrictivo en los términos de cómo el trabajo podría ser usado en la sociedad y en cómo podría ser interpretado. Veo el trabajo un poco como si fuera el test de Rorschach. Si miras un campo petrolífero y ves un acto de heroicidad industrial, entonces quizá seas un tipo de empresario en el negocio del petróleo y estás pensando “¡Esto es fantástico!”, “¡Todo el dinero que se puede hacer de aquí!”. Pero si eres alguien de Greenpeace, o de cualquier otra organización parecida, lo vas a ver de manera muy diferente. Los seres humanos se pueden delatar a sí mismos dependiendo de lo que eligen ver como más importante o como detalle más significativo en una imagen.”

El caso es que durante años Burtynsky ha dedicado parte de su energía creativa a entender el agua, sus buenos y malos usos, los riesgos de su sobrexplotación industrial, su control para el desarrollo de la civilización, sus desastres ecológicos, su explotación comercial, sus fuentes originarias o simplemente la necesidad de vivir cerca de ella. El resultado de toda esa dedicación es el trabajo este trabajo a la vez artístico y documental que se presenta ahora en España.

Edward Burtynsky

Edward Burtynsky es uno de los fotógrafos canadienses más apreciados. Sus magistrales fotografías de paisajes industriales globales forman parte de las colecciones de más de 50 museos del mundo, entre ellos el National Gallery de Canada, la Biblioteca Nacional de Francia en París, el Museo de Arte Moderno y el Museo Guggenheim de Nueva York.

Nacido en 1955 en St. Catharines (Ontario), en el seno de una familia ucraniana, se licenció en fotografía por la Universidad Ryerson. El artista reconoce que el desarrollo de su trabajo fotográfico ha estado influenciado por los lugares y las imágenes de la planta de la General Motors, presente en su ciudad natal. Sus fotografías exploran la compleja relación entre la industria y la naturaleza, transformando los elementos toscos de las minas, de las cuevas, de la industria, de los barcos, de las estaciones petrolíferas, y del reciclaje en visiones elocuentes, fuertemente expresivas, que encuentran la belleza y la humanidad en los lugares más improbables. En 1985, Burtynsky funda también Toronto Image Works, una estructura polifuncional, dirigida a todos los niveles de la comunidad artística de Toronto, con cámaras oscuras, un laboratorio digital y un centro de formación informática sobre los nuevos medios y la tecnología digital. Burtynsky es también miembro de varios consejos directivos: El Festival Internacional de Fotografía de Toronto, Contact, y la Galería Ryerson y el centro de investigación.

Entre sus exposiciones destacan Oil (2009) en la Corcoran Gallery de Arte de Washington (con una itinerancia internacional de cinco años), Manufactured Landscapes en la National Gallery de Canadá (en itinerancia entre el 2005 y 2008) Before the Flood (2003) y China (itinerancia entre el 2005 y el 2008). Los trabajos más significativos de Burtynsky se han expuesto recientemente en muestras individuales y colectivas en Canadá, Estados Unidos, Europa y Asia.

edward-burtynsky-

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: