Home Exposiciones

La fotógrafa camerunesa Angèle Etoundi Essamba ha llenado una céntrica calle de Madrid, la calle de Alcalá, al lado mismo de la Puerta del Sol, con fotografías, concretamente 42 imágenes gigantes que muestran la “sensualidad del velo” y el “exotismo de Zanzíbar” y que estarán expuestas hasta el 30 de mayo.

Esta muestra llega a Madrid como una iniciativa de Casa África y el Ayuntamiento de la capital. ‘Desvelos’ presenta parte de la obra de Angèle Etoundi realizada en la isla de Zanzíbar, frente a la costa tanzana. La creadora usa como pretexto velos, telas, paños, tejidos, bordados y estampados. Las telas enmarcan las miradas femeninas de sus imágenes, asocian tradición y modernidad y se convierten en “un adorno que se adhiere al cuerpo y lo transforma, dándole un nuevo soplo de vida”, en palabras de la artista.

“Nosotros mismos debemos fotografiar nuestro mundo, nuestra cultura, para tener una historia vista por nuestros propios ojos, una historia vivida con nuestras propias emociones”, agregó la fotógrafa respecto a su trabajo.

‘Desvelos’ se inscribe en la línea de acción de Casa África relativa a género y desarrollo, presente en el II Plan África y también en el Plan Estratégico de esta institución. Para la Casa, el enfoque de género es una prioridad que aparece de manera transversal en toda su programación y, desde su nacimiento, ha organizado y apoyado actividades dirigidas específicamente a las mujeres.

La imágenes de la muestra, de 170×225, están bellamente copiadas sobre un soporte acrílico y bien montadas. Desgraciadamente, a los pocos días de la inauguración, gran parte de las fotografías fueron objeto del vandalismo lo que desgraciadamente ha deteriorado de forma importante la integridad de la exposición.

Comparte este contenido en las redes sociales
2 respuestas a este post

Dejar un comentario: