Home Exposiciones

Encuentros con los años 30 es la primera gran exposición de la temporada en Madrid. Una exposición extensa en el Museo Reina Sofía, con más de 400 obras procedentes de numerosas instituciones de todo el mundo que se muestran en una superficie de más de 2.000 metros cuadrados.

Cualquier excusa es buena para volver los ojos a las artes plásticas de los años 30 porque en esa época se cocinaron gran parte los caldos que alimentarían el arte de todo el siglo XX. En esta ocasión el pretexto utilizado por el Museo Reina Sofía es la conmemoración del 75º aniversario de una obra de su colección permanente, el Guernica de Pablo Picasso, pintado en 1937.

Con ese pie de entrada, esta gran exposición pasa revista a pintura, escultura, fotografía, cartelería, arquitectura expositiva… en definitiva a las bellas artes en su conjunto más amplio.

Dentro de Encuentros con los años 30 hay una sección especialmente dedicada a la fotografía que se presenta mano a mano con la cartelería, dos disciplinas profundamente ligadas durante la década.

La sala dedicada a la fotografía es prácticamente un índice del “todo” fotográfico aunque luego carece de desarrollo como es previsible en una exposición generalista que debe tratar todos los aspectos del arte. Se ven imágenes documentales, surrealistas, de moda, vanguardistas… firmadas pro nombres de primera línea representados en la exposición con copias vintage con todo su atractivo y sus limitaciones.

Esto es lo que dicen los organizadores sobre el apartado dedicado a la fotografía:

“En los años treinta la fotografía se incorpora a la corriente de la cultura de masas, dejando a un lado la posición marginal de los fotógrafos aficionados y obteniendo posiciones destacadas como prestigiosos creadores. En esta época se incrementa el número de anuarios fotográficos y las colaboraciones de los profesionales en revistas de moda (por ejemplo Man Ray George Hoyningen-Huene en en Vogue). Al tiempo se organizan retrospectivas sobre el descubrimiento de la fotografía que van acompañadas de crónicas realizadas por críticos de primera línea (Walter BenjaminLucia Moholy…). También la fotografía documental dominó las páginas de las revistas y “fue utilizada por los gobiernos para crear pruebas que justificaran las reformas y la crítica social”, afirma Mendelson. Esta disciplina se vio condicionada por la migración forzosa o voluntaria; gran cantidad de fotógrafos de talento europeos y americanos viajaban de un lado a otro desarrollando facetas publicitarias o periodísticas. A ello contribuía la emergencia de revistas ilustradas. Por otro lado, los experimentos tipográficos, el uso del collage y del fotomontaje permitió a los artistas la creación de nuevas formas.

Muchos de los que dominaban el arte fotográfico también cultivaron la práctica cinematográfica (Walker EvansMoholy-NagyPaul Strand). Durante los años treinta las películas documentales alcanzaron enorme popularidad por lo que los gobiernos crearon unidades de cine y fotografía con fondos públicos. Los artistas experimentaron en estas disciplinas con el realismo, el surrealismo y el arte abstracto.

En lo que se refiere a los carteles, hay que destacar el papel del diseñador gráfico Josep Renau, quien a lo largo de los años treinta defendió públicamente la utilización de los nuevos medios de comunicación y las tecnologías en la representación de temas políticamente relevantes. Según explica la comisaria de la muestra, Renau “invocaba la necesidad de un Realismo de nuevo cuño que relacionara la tragedia política del momento, con una forma adecuada de representación masiva (…) el tratado de Renau, publicado en 1937 es una de las defensas más exhaustivas y enérgicas de la necesidad de combinar experimentación vanguardista, compromiso político e iniciativas comerciales”. Paul Strand, Man Ray,

Moholy-Nagy, o Rodchenko, son algunos de los artistas presentes en este bloque. La proyección de la pieza de Walker EvansTravel Notes (Tahiti, 1932), del Metropolitan Museum of Art, complementa esta sección.”

Esta exposición, ha contado con la colaboración de Acción Cultural Española (AC/E).

 

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: