Home Exposiciones

Eugene Smith -Spanish Village

La Lonja de Zaragoza ofrece hasta el 31 de enero de 2010, la exposición W. Eugene Smith. Más real que la realidad, que muestra alrededor de 200 imágenes del gran fotoperiodista o simplemente fotógrafo americano Eugene Smith, un hombre que en vida causó la admiración y también los reparos de la sociedad por la grandeza de su obra y por los poco ortodoxos métodos – desde el punto de vista del fotoperiodismo – que empleaba para conseguirla. Esta muestra está organizada por el Ayuntamiento de Zaragoza en colaboración con La Fábrica.

La obsesión creativa de este fotógrafo norteamericano fue siempre convertir en imagen su verdad, y tener todo el proceso comunicativo bajo su severo control. Pero documentar la realidad era sólo el punto de partida. Su verdadero objetivo consistía en reproducir en fotografías las emociones que esa realidad transmitía, la única manera posible, auténtica y necesaria de escribir con la luz. De ahí que su obra fotográfica esté sembrada de críticas a causa de su declarada manipulación de las imágenes. La integridad personal y la función social de la fotografía eran para él inseparables de la necesidad de crear la imagen viva de su pensamiento y de su sentimiento.

Entre 1946 y 1954, Eugene Smith trabajó para una de las revistas más importantes de la época, Life, que lo consagró como fotógrafo de fama internacional. Allí publicó unos cincuenta fotorreportajes, conocidos como Ensayos fotográficos que poseen una gran intensidad emotiva. Sin embargo, Smith sentía la mayor parte de sus ensayos como fracasos, ya que su mayor tormento era tener que dejar en las manos de los redactores el producto final de su trabajo, la comunicación real a los lectores de los contenidos narrativos y emotivos de sus fotografías.

Precisamente de ese periodo, concretamente de 1952, data el famoso reportaje que tituló “Spanish Village”, realizado en el pueblo extremeño de Deleitosa, donde efectuó más de 1.500 fotografías, entre las que destaca la célebre “Guardia Civil”, que tuvieron una honda repercusión por la crudeza con la que mostraba el atraso rural en la España de la posguerra.

Eugene Smith -Spanish Village 2
En 1955 abandonó Life y se incorporó a la Agencia Magnum, donde comenzó su primer trabajo como freelance sobre la ciudad de Pittsburgh, destinado a convertirse en una odisea personal. La presión a la que se sometía Smith era fortísima. Desde los tiempos de sus graves heridas de guerra, se sostenía con un consumo excesivo de alcohol y anfetaminas para aguantar el frenesí de su entusiasmo y la decepción de sus carencias. Después de trabajos bastante dispersos, alternados con un espléndido diario de lo que se veía fuera y dentro de su casa de Nueva York, en 1971 tomó el camino de la última de sus cruzadas personales: Minamata.

Las imágenes de Smith constituyen la primera contribución al nacimiento de una conciencia ecológica en años en los que la percepción de los daños ambientales provocados por el hombre estaba aún bastante ausente. Su mito se ha construido no sólo sobre sus indiscutibles dotes artísticas, sino también sobre su capacidad de escribir y mostrar las aristas de su personalidad y las ansias de su mente, con un ego convencido y convincente.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: