Home Exposiciones

El nombre del fotógrafo Nicolás Muller ha estado ligado a Madrid durante decenios. Hasta no hace mucho al pasear por el principio de la calle Serrano, te topabas en su portal con un pequeño escaparate en el que se podía ver alguno de sus excelentes retratos. Ya no. Pero ahora Madrid le reconoce con la exposición retrospectiva que se inaugura mañana en la Sala del Canal de Isabel II en la que se expondrán 125 fotografías en una muestra titulada Nicolas Muller: obras maestras, que estará abierta al público hasta el 23 de febrero de 2014.

Muller, no era español, era un judío errante que se vio obligado a recorrer medio mundo antes de recalar en Madrid, una ciudad hospitalaria que le dio clientela y reconocimiento profesional. Esta exposición se organiza con motivo del centenario del nacimiento de este fotógrafo fundamental en la historia de la fotografía española, que retrató a los personajes más destacados de la vida cultural española: Ortega y Gasset, Azorín, Pío Baroja, Pancho Cossío, Vicente Aleixandre, Menéndez Pidal, Pérez de Ayala, Aranguren y Marañón son, entre otros, algunas de las más ilustres personalidades que pasaron por su objetivo.  Pero la muestra hace hincapié en los diferentes países que el artista fue visitando y retratando con su cámara.

Hace pocos meses, paseando por Marrakech descubrí accidentalmente el pequeño y recoleto museo privado que la ciudad guarda con la obra de Nicolas Muller, una buena colección de su trabajo en el norte de África donado por su hija Ana hace ya años. Yo conocía al Muller retratista pero allí descubrí el vigor fotográfico de un buen documentalista, maestro del blanco y negro.

Ahora, la exposición de la Comunidad de Madrid, organizada por La Fábrica y comisariada por Chema Conesa, pone al alcance del espectador el resultado de un proyecto de documentación e investigación sobre el archivo de Nicolás Muller, que custodia su hija, la también fotógrafa, Ana Muller, formado por más de 14.000 negativos. De este archivo ingente  el comisario ha seleccionado 125 fotografías en blanco y negro y  ha realizado, específicamente para la exposición, un vídeo explicativo de su vida y obra. Además, se han incluido un conjunto de documentos y objetos del artista  que permiten al visitante entender y contextualizar  la trayectoria vital y artística de Nicolás Muller.  La muestra hace hincapié en los diferentes países que el artista fue visitando y  retratando con su cámara.

Nicolas-Muller-Marruecos

Nicolas Muller

Nicolás Muller, húngaro de nacimiento (Orosháza, 1913) se vio obligado a salir de su país en 1938 debido al nazismo y a la persecución de los judíos en centroeuropa. A lo largo de su viaje recorrerá distintos países (Francia, Marruecos o Portugal) para recalar finalmente en España en el año 1947. Su primera visita a nuestro país tuvo lugar cuando la Revista de Occidente le invita a realizar una exposición en Madrid. A partir de entonces, Nicolás Muller abre su estudio de fotografía en nuestra ciudad, fotografiando  a los personajes más destacados de la vida cultural española

 Su trabajo, -hasta su retirada en 1981-, es un testimonio excepcional de su época por su valor y  su calidad artística. En el año 2000 falleció en Asturias a los 86 años. Desde el punto de vista teórico Nicolás Muller, como otros fotógrafos de su generación, Robert Capa, Brasaï o Kertész,  está muy influido por las teorías del constructivismo de la época y de las nuevas formas visuales que se originan en la escuela alemana de la Bauhaus.  Este conjunto de influencias dará lugar a una fotografía directa, expresiva y social que busca retratar a las clases sociales más desfavorecidas desde un humanismo que pone en valor la fuerza de lo cotidiano.

Nicolas-Muller-barcos

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: