Home Exposiciones

Por su capacidad de impacto y su cercanía, la fotografía ha sido desde sus inicios no sólo un arte sino también “el” instrumento del reporterismo y, de la mano de éste, una poderosa arma para atacar a las conciencias y buscar el compromiso social.

La exposición  La alargada sombra de los muros, hasta el 14 de noviembre en La Casa Encendida de Madrid, es un ejemplo de muestra-compromiso. Reune imágenes de cuatro grandes fotoperiodistas: Gervasio Sánchez, Javier Bauluz, Walter Astrada y Juan Medina.

La tésis del comisario de esta muestra es que “pocos símbolos humillan y rebajan tanto la condición humana como los muros, esas construcciones desmesuradas, impenetrables y a menudo intangibles que separan a la humanidad e infligen a la población un sufrimiento innecesario”. La Casa Encendida, en colaboración con el IECAH (Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria), se han propuesto analizar los principales muros físicos y psicológicos que hay en todo el mundo y las alargadas sombras que proyectan, las consecuencias que tienen sobre la población.

En este empeño, la exposición viene acompañada por actividades complementarias entre las que se encuentran la proyección de documentales y el estreno de películas e instalación de un speaker corner para analizar los diferentes muros que separan a los seres humanos. Además de esto, a  lo largo de seis sesiones, prestigiosos ponentes analizarán algunos de los principales muros físicos y psicológicos que hay en todo el mundo y las consecuencias que tienen sobre la población. Con Lydia Cacho (Premio Manu Leguineche), el multipremiado fotoperiodista Walter Astrada, Dawoud Hammoudeh (Stop de Wall Jerusalen), Esteban Beltrán de Anmistía Internacional o Mariano Aguirre del Norwegian Peacebuilding Center (Noruega), el diplomático Gustavo de Arístegui o el cineasta afgano Barmak Akram o la francesa Manon Loizeau, entre otros.

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post
  1. Me ha impresionado. Enhorabuena. Recibid la felicitación más entusiasta de un fotógrafo, con muchos años a la espalda, que sigue intentando el derribo de los muros.Gracias.

Dejar un comentario: