Home Exposiciones

Después de su paso por Barcelona y antes de iniciar su itinerancia internacional la Fundación Mapfre ofrecfe en su sala de Madrid hasta el 15 de enero de 2017 una exposición retrospectiva del fotógrafo norteamericano Bruce Davidson (Illinois, 1933). Se trata de la muestra retrospectiva más amplia realizada hasta el momento de este autor, uno de los más destacados fotógrafos de la denominada fotografía humanista y miembro de la agencia Magnum.

La exposición, compuesta por 190 fotografías, se articula en 12 series ordenadas cronológicamente que recogen los trabajos más importantes de toda su producción.

Como es habitual en las exposiciones de la fundación Mapfre también es posible disfrutar del contenido de esta muestra a través del microsite específico creado para ella al que se puede acceder desde este enlace: Retrospectiva Bruce Davidson

En el siguiente vídeo podéis ver una breve entrevista con Carlos Gollonet, comisario de la exposición, que explica la figura de Davidson y su forma de trabajo.

La retospectiva se inicia con la serie Bandas de Brooklyn (1959) que recopila las instantáneas que Davidson realizó a los integrantes de una banda callejera. La serie no trata de trifulcas callejeras, sino de un profundo retrato de la tensión emocional, los problemas de abuso y abandono de estos chicos adolescentes en un barrio marginal.

En la serie Calle 100 Este (1966-1968), el fotógrafo se adentra en Spanish Harlem, la zona más deprimida de Nueva York durante los años 60, para fotografiar una manzana de este barrio. Día tras día, durante dos años, retrató a niños y adultos de esta zona y se adentró en sus viviendas para mostrar la realidad de negros y latinos que permanecían invisibles para el mundo exterior. La serie fue expuesta en el año 1970 en el MoMA (Nueva York).

Bruce-Davidson-Brooklyn-Gang-NYC-1959-

En Tiempo de cambio, serie realizada entre 1961 y 1965, se incluyen las fotografías tomadas durante aquellos años en los que la lucha por los derechos civiles supuso un periodo histórico convulso que Davidson vivió en primera persona con un claro compromiso personal. Se trata de una obra con un enorme valor histórico, ya que es un documento imprescindible para entender la constancia e importancia que representó aquella lucha para conquistar finalmente la igualdad de derechos.

En el recorrido de la exposición también se pueden observar las series Los Wall, (1955) en la que fotografía la vida de esta familia a la que conoció mientras realizaba el servicio militar en Arizona; La viuda de Montmartre,(1956), que retrata a Margaret Fauché, viuda de Léon Fauché, un pintor impresionista de segunda fila; y El enano, (1958), realizada en el circo Clyde Beatty y centrada especialmente en la vida de Jimmy Armstrong, un payaso enano y hombre para todo en el circo. Unas imágenes en las que se refleja el sentimiento de soledad y aislamiento propio de este mundo.

En Inglaterra/Escocia, (1960), Davidson fotografió todos los estratos de la sociedad británica, a veces mediante retratos individuales claramente identificativos de sus profesiones o más genéricos, como las imágenes que muestran la clase trabajadora británica en sus días de descanso en la playa.

Bruce-Davidson-gange-nyc15392

En Años de viajes, Italia, México, Chicago, Los Ángeles, Gales, y España, realizada en 1961-1965, destacan las imágenes que tomó el artista en Málaga y Almería durante el rodaje de la película bélica, Mando perdido (Lost Command, 1966), protagonizado Anthony Quinn y Alain Delon.

Continúa la muestra con los grupos Cafetería Garden, (1973-1976), creada mientras Bruce Davidson realizaba un documental sobre el escritor Isaac Bashevis Singer. Durante este tiempo ambos solían encontrarse en una cafetería, en la que los clientes que allí se reunían eran de origen judío que habían llegado a Nueva York después de la guerra. Davidson, también judío y cuya familia provenía de Polonia, sintió cierta proximidad con estos personajes que le contaban la historia de sus dolorosas vidas en las innumerables visitas que hizo a partir de entonces a esta cafetería para charlar con ellos y fotografiarlos.

Metro de Nueva York (1980) destaca por ser una serie que nada tiene que ver con otros trabajos realizados anteriormente en el metro neoyorkino. En Central Park, (1992-1995) el artista exploró este lugar con la ambición del naturalista. Fotografió árboles, animales y personas, tanto los visitantes como a los sintecho que se refugiaban allí. Davidson visitó el parque a diario durante estos años, de día o de noche y en todas las estaciones del año, realizando un completo registro visual y metafórico de este microcosmos que es Central Park.

Finalizan el recorrido, las series Nature of Paris (2005-2006) y Nature of Los Angeles  (2008-2013). En las dos últimas décadas, Davidson centra todo su trabajo personal en el tema de la naturaleza, que, a modo de trilogía, continuará en París y Los Ángeles. Estos son los dos proyectos que cierran esta intensísima vida dedicada a la fotografía con más de cincuenta años continuados de trabajo.

Tras su periodo de exposición en Barcelona, la muestra podrá visitarse desde septiembre en la sede de la Fundación en Madrid. Después iniciará su itinerancia internacional en El Nederlands Fotomuseum de Róterdam y CAMERA, Centro Italiano per la Fotografía de Turín.

bruce-davidson_2

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: