Home Exposiciones

Lewis-Baltz-II

Frío y carente de emotividad, podrían ser dos calificativos un poco peyorativos para una persona, pero no lo son en absoluto cuando se distinguen como los atributos de la obra con la que el fotógrafo norteamericano Lewis Baltz desarrolló a lo largo de cuatro décadas un trabajo conceptual volcado en el paisaje urbano.

Por primera vez en España y por primera vez en el mundo con un planteamiento retrospectivo, la Fundación Mapfre ofrece hasta el 4 de junio la muestra Lewis Baltz con la obra de este artista fallecido en 2014.

En 1975, en la George Eastman House de Rochester (Nueva York), celebró una exposición colectiva con el título New Topographics: Photographs of a Man-Altered Landscape con la participación de jóvenes fotógrafos como Robert Adams, Bernd y Hilla Becher, Frank Gohlke, Nicholas Nixon o Stephen Shore, además del propio Baltz. La muestra se convirtió en un movimiento (New Topographics) de una generación que por primera vez deja de mirar a la naturaleza intacta americana de los parques nacionales, y vuelve la mirada hacia las ciudades, al paisaje usado, gastado, transformado, capitalizado, a los suburbios que crecían con rapidez y proliferaban en las ciudades estadounidenses.

Ese es el punto de partida para entender la obra de este Lewis Baltz que dedicó su vida al desarrollo de un tipo de fotografía conceptual que nació en aquel momento ya tan lejano y experimentó una importante evolución de planteamientos e intereses a lo largo de su dilatada carrera.

Lewis-Baltz-Monterey,-de-la-serie-The-Prototype-Works,-1967

Lewis Baltz- Monterey, de la serie The Prototype Works, 1967 Copia en gelatina de plata 20 x 25,2 cm Galerie Thomas Zander, Colonia © The Lewis Baltz Trust

La obra de Baltz se puede dividir en dos fases. La primera se centra en la representación de la agresiva intervención humana sobre el paisaje. A esta primera etapa pertenecen sus conocidas series de pequeñas fotografías en blanco y negro. A partir de 1989 Baltz introduce la fotografía en color en su obra, y trabaja sobre una nueva forma de materialización del poder: aquella que ejercen los medios y la tecnología sobre nuestra vida.

La exposición de la Fundación Mapfre ofrece alrededor de 400 fotografías para presentar con ellas la obra de Baltz en su totalidad, desde sus primeras series en blanco y negro realizadas en los años 60 y 70 como The Prototypes Works, hasta la obra en color y la exploración de nuevos lenguajes artísticos de los últimos años como en Ronde de Nuit o Venezia Marguera.

Lewis-Baltz-Piazza-Pugliese,-de-la-serie-Generic-Night-Cities,-1992

Lewis Baltz Piazza Pugliese, de la serie Generic Night Cities, 1992 Copia en cibacromo montada sobre aluminio 250 x 125 cm Colección del Stedelijk Museum, Ámsterdam © The Lewis Baltz Trust

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post
  1. En muchas de las fotos de Lewis Baltz, saca un truco improbable: seduce el ojo con imágenes de edificios que, en realidad, son deprimentes.

    Por ejemplo vi una imagen de este artista, la cual presenta una visión exquisitamente controlada del sur de California a finales de los años sesenta y principios de los 70. Son fotos en blanco y negro, todas aproximadamente seis pulgadas por nueve – En ella Baltz creó una estética que parece estar en desacuerdo con la fotografía tradicional. En lugar de registrar hechos, estas diminutas imágenes aplanadas de espacios comerciales desolados aparecen abstraídas, anónimas, intercambiables.

    Hay que observar y tener un ojo clínico para calificar sus tomas, pero al menos ya sabemos de la calidad de su trabajo 🙂

Dejar un comentario: