Home Exposiciones

La desaparición forzada de personas, es un hecho extraordinariamente dramático y es el tema de Desaparecidos una exposición que muestra del trabajo que el fotoperiodista Gervasio Sánchez ha realizado en Chile, Argentina, Perú, Colombia, El Salvador, Guatemala, Irak,  Camboya, Bosnia-Herzegovina y España entre los años 1998 y 2010.

Esta exposición se puede ver hasta el 5 de junio simultáneamente en La Casa Encendida de Madrid, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC) y el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB).

“Desaparecidos” se erige como un contundente documento contra el olvido y tiene como objetivo rescatar la memoria sepultada de personas desaparecidas en diversos conflictos bélicos y procesos de represión. La presentación de la exposición se inscribe en una acción cultural de gran envergadura que, por primera vez en el panorama expositivo español, implica la exhibición simultánea en tres ciudades -León, Barcelona y Madrid- de un macro proyecto fotográfico centrado en la misma temática y a cargo del mismo autor, aunque con versiones y contenidos diferentes.

En cada uno de estos centros se exhibirá una amplia selección de fotografías totalmente diferente, lo que constituye una propuesta expositiva realmente novedosa. No obstante, en cada una de las tres exposiciones se mantiene la misma estructura narrativa, los mismos bloques temáticos y las tres concluyen con un significativo Epílogo dedicado a España, en el que se aborda el actual proceso de búsqueda y exhumación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. Los dos videos se podrán ver en los tres centros.

La relación de Gervasio Sánchez con el drama de los desaparecidos arranca en Guatemala en 1984, año en el que inicia su trayectoria profesional como periodista independiente, especializado en conflictos armados. Desde entonces y hasta la actualidad, Gervasio Sánchez ha cubierto numerosos conflictos bélicos y ha desarrollado diversos proyectos a largo plazo sobre las víctimas. En estos 25 años de actividad profesional, el tema de la desaparición forzosa ha sido una constante en la obra del fotógrafo que, de manera intermitente, se ha sumergido en numerosos países afectados por esta problemática. La exposición “Desaparecidos” constituye el proyecto más extenso y voluminoso de los realizados hasta ahora por Gervasio Sánchez.

La exposición “Desaparecidos”, comisariada por Sandra Balsells, fotoperiodista y profesora de la Universidad Ramon Llull, se estructura en torno a los siguientes bloques temáticos:

• Instalaciones utilizadas para torturar y hacer desaparecer a las víctimas, tales como prisiones, centros de detención, acuartelamientos y chupaderos.

• Memoriales erigidos para inmortalizar el recuerdo de los desaparecidos.

• Retratos de familiares de víctimas de desaparición forzosa.

• Objetos pertenecientes a las personas desaparecidas.

• Proceso de búsqueda de las personas desaparecidas.

• Proceso de exhumación de los restos localizados en fosas.

• Almacenes destinados a custodiar los restos exhumados.

• Labor de identificación de los restos exhumados llevada a cabo por equipos de antropología forense.

• Entrega de los restos identificados a sus familiares.

• Proceso de inhumación.

• Epílogo: Desaparecidos en España.

Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959)

En 1984 inicia su trayectoria de fotoperiodista independiente especializado en conflictos armados. Colaborador del Heraldo de Aragón, La Vanguardia y Cadena Ser, lleva algo más de 25 años cubriendo numerosos conflictos bélicos, especialmente en Latinoamérica, África y los Balcanes. Es autor de varios libros fotográficos: El Cerco de Sarajevo (1995), y los publicados por la editorial Blume, Vidas Minadas (1997 y 2002); Kosovo, Crónica de la deportación (1999); Niños de la guerra (2000); La caravana de la muerte. Las víctimas de Pinochet (2002); Latidos del tiempo (2004), junto al escultor Ricardo Calero; Sierra Leona, guerra y paz (2005); Vidas Minadas, Diez años (2007); y Sarajevo, 1992-2008 (2009). En 2001 coordinó, junto a Manuel Leguineche, el libro Los ojos de la guerra, en homenaje a Miguel Gil; y en 2004 publicó el libro literario Salvar a los niños soldados. Desde 1998 es enviado especial por la paz de la UNESCO y desde 2001 dirige el Seminario de Fotografía y Periodismo de Albarracín.

Las instituciones aragonesas le han concedido la Medalla de Oro de Santa Isabel de Portugal y la Medalla al Mérito Profesional, además de nombrarle hijo adoptivo de Zaragoza. Galardonado con numerosos premios entre los que destacan el Cirilo Rodríguez, Club Internacional de Prensa, Andalucía de Cultura, Derechos Humanos de Periodismo, Liber Press, Javier Bueno, Ortega y Gasset y Premio Nacional de Fotografía 2009, entre otros.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: