Home Exposiciones

Josef-Koudelka---Gitanos

Josef Koudelka se encamina a los 80 años con paso firme y una actitud vital positiva, sonriente y vivaracha que atestigua que no todo envejece con la edad. Todavía cree en la fotografía como antídoto de la mentira, algo que, de vez en cuando, las imágenes de actualidad revalidan y entonces, hacen templar conciencias. Desde mañana, la retrospectiva más completa sobre su obra se ofrece en Madrid en la sede de la Fundación Mapfre, en una muestra titulada Nacionalidad Incierta que estará abierta al público hasta el 29 de noviembre.

De las diminutas copias de las series experimentales de los años 50 a las ampliaciones de dos metros de lado con panorámicas de paisajes y ruinas que marcan su producción más reciente, toda la producción de Koudelka está representada en esta muestra que expone también con amplitud sus series de fotografía social (Gitanos, Exilios) y, por supuesto, las imágenes de la invasión de Praga que le llevaron a los grandes medios internacionales y le abrieron la puerta de la agencia Magnum.

Josef Koudelka (1938) se hizo fotógrafo poco a poco, mientras estudiaba ingeniería aeronáutica porque, conforme pasaba el tiempo, las satisfacciones que le iba dando su cámara empeñada en mirar al mundo e interpretarlo, llenaban su vida más que la aerodinámica.

Josef-Koudelka--2-

Desde el principio, su carrera se orientó hacia la fotografía documental. Los gitanos y el teatro fueron sus dos grandes temas iniciales. El primero lo siguió durante años con un gran compromiso personal y para sí mismo, sin que mediara ningún encargo, y el segundo al servicio de una importante compañía checoeslovaca. Para cuando los tanques soviéticos llegaron a Praga en 1968, él ya llevaba un año ejerciendo como fotógrafo a tiempo completo. Su pasión por plasmar con la imagen el acontecer social le hizo lanzarse a la calle durante una semana para documentar todo lo que allí sucedía y estaba conmoviendo al mundo. Sus imágenes de este acontecimiento tardarían un año en ser publicadas, coincidiendo con el primer aniversario de la invasión, y lo fueron gracias a que sus negativos pudieron viajar subrepticiamente a Estados Unidos. Aquellas imágenes vieron la luz con las iniciales P.P. (de fotógrafo de Praga) como única firma y aún tardaría muchos años (1984) en revelar su autoría para salvaguardar la seguridad de su familia y la suya propia.

Josef-Koudelka-invasion-

En 1970 Koudelka abandonó su país, se hizo apátrida, se asiló en Reino Unido, viajó por el mundo captando imágenes e ingresó como fotógrafo asociado en la mítica agencia Magnun. Sus trabajos no eran encargos sino que se afanó siempre por preservar la libertad de fotografiar sólo los temas que a él le interesaban con el planteamiento que le parecía adecuado. Hoy Koudelka es ciudadano francés, se siente viejo para lanzarse a nuevos proyectos documentales pero no para difundir su obra por el mundo y para compartir vinos y risas con viejos amigos y bellas jóvenes y ambos abundaban ayer en la inauguración oficial de su exposición.

Por fortuna, los interesados en la obra de este grán fotógrafo tienen a su disposición una amplia oferta editorial en español. Quizás la mejor publicación retrospectiva en el mercado es la que hace pocos años publicó la editorial Lunwerg. Es una obra extensa y bien editada con 278 páginas y un precio muy ajustado que se puede adquirir en este enlace: Koudelka. La misma editorial le dedicó también al fotógrafo checo un libro de bolsillo en el sello Photopoche titulado Josef Koudelka y otro más, un monográfico sobre la invasión soviética, titulado Invasión 68. Praga.

Como es habitual, la Fundación Mapfre ha creado un microsite dedicado a la exposición en el que se ofrecen imágenes y documentación de la misma. El microsite se puede ver en este enlace:  Josef Koudelka. Nacionalidad Incierta

Josef-Koudelka--

 

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post
  1. No puedo esperar a verla. Bien vale un viaje a la capital, y más, sabiendo que Koudelka andará por allí pronto.

    Saludos.

    Jota.

Dejar un comentario: