Home Exposiciones

La Sala Municipal de Exposiciones San Benito de Valladolid exhibe la muestra ‘Català-Roca. Obras Maestras”, formada por más de un centenar de fotografías de “uno de los grandes maestros de la fotografía española del siglo XX”.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Fundación Municipal de Cultura, la muestra se articula en espacios diferentes “que permiten hacer una relectura de la trayectoria global del fotógrafo” y las instantáneas funcionan “como verdaderos documentos históricos” que incluyen paisajes urbanos, imágenes de sus gentes y retratos, hasta organizar una historia cuidadosamente trazada.

El comisario de la exposición es el también fotógrafo Chema Conesa, quien con la colaboración de los herederos del fotógrafo, Martí y Andreu Català Pedersen, y del depositario de su archivo, el Colegio de Arquitectos de Catalunya (COAC), ha realizado una “profunda y exhaustiva labor de investigación e indagación” sobre más de 200.000 negativos de diversos formatos y técnicas, 17.000 hojas de contacto entre publicaciones, revistas y maquetas de libros conservados, entre los que se encuentra un porcentaje de entre el 30 por ciento y el 40 por ciento de fotografías inéditas o poco conocidas”.

Francesc Catalá-Roca es un autor “imprescindible” a la hora de entender el documentalismo en España y la calidad estética y documental de su obra “ha conseguido traspasar fronteras”.

“Impulsor de una nueva forma de entender la fotografía, se ha convertido en un maestro reconocido y admirado por toda una generación de fotógrafos que, como él, valoran una fotografía pura, alejada de cualquier tipo de manipulación”, destacaron las mismas fuentes.

CATALÀ-ROCA

Francesc Català-Roca (Valls, Tarragona, 1922- Barcelona, 1998) se inició en la fotografía con tan sólo 13 años en el estudio de su padre, Pere Català Pic, otro de los representantes de la vanguardia fotográfica y cineasta.

Abrió su propio estudio en 1947 dedicado principalmente al campo de la fotografía industrial y de la ilustración aunque, interesado también por el cine, en 1952 realizó un documental sobre la Sagrada Familia Piedras Vivas, galardonado ese mismo año con el primer premio del Festival de Ancona (Italia).

Su participación en publicaciones de temática documental comenzaron inspiradas en esta obra de Gaudí, como sucede en el caso de ‘La Sagrada Familia’ (Barcelona, 1952), ‘Gaudí dissenyador’ (Blume, Barcelona, 1978) y ‘Gaudí’ (Polígrafa, Barcelona, 1983).

En 1953 realizó su primera exposición individual en la Sala Caralt de Barcelona, muestra que al año siguiente fue expuesta en la galería Nebli de Madrid y comenzó sus colaboraciones en revistas de la época, como el semanario Revista y Destino y con el grupo de arquitectos Grup R.

“Su obra empezó a caracterizarse ya por ser reflejo de la vida cotidiana de la España de la posguerra, abarcando todo tipo de temas desde el paisaje natural y urbano, hasta el reportaje gráfico”, explicaron desde la Fundación antes de recordar que entre sus méritos como fotógrafo figuran el premio ‘Ciudad de Barcelona’ y el premio Nacional de Artes Plásticas del Ministerio de Cultura en 1983, concedido por primera vez a un fotógrafo.

A lo largo de su trayectoria ha realizado numerosas exposiciones por todo el mundo y su obra ha viajado por Estados Unidos, Asia y Europa.

Entre ellas destaca la antológica celebrada en el Museo de Arte Contemporáneo de Tarragona en 1998, dentro del marco de la Primavera Fotográfica de 1998.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: