Home Exposiciones

Después de 15 años sin exponer en Madrid, el fotógrafo catalán Pere Formiguera vuelve a la capital de la mano de la galería Blanca Berlín Galería con una muestra, De vuelta, que contiene fragmentos de los trabajos realizados por Formiguera en los ochenta y los noventa pasados, todos ellos inéditos todavía en Madrid, así como algunas imágenes, como las pertenecientes a la serie “Escenarios de una guerra” (1987) que, en su momento, pudieron ser vistas en las salas de exposiciones de la Comunidad de Madrid.

A parte de algunas obras de esta serie, Blanca Berlín mostrará también imágenes escogidas de las series “Barcelona, Porta d’aigua” (1989) y “Portrait de famille” (1990).

Pere Formiguera es uno de los promotores e iniciadores de la fotografía artística en España. “Pere Formiguera, De Vuelta” nos permite retomar parte de la extensa obra fotográfica del autor a través de un recorrido por diversos procesos creativos con los que ha experimentado a lo largo de su carrera (Polaroid, Apropiación, Hibridación, Ficción…) y que ayudan al espectador a definir una trayectoria muy personal y estrechamente ligada a las concepciones artísticas en las que se inserta su trabajo.

“Pere Formiguera es un artista poliédrico: fotógrafo, escultor, historiador, coleccionista y comisario de exposiciones. Es una de las figuras claves para entender la producción fotográfica realizada en España durante las últimas décadas. Pertenece a la primera generación  de fotógrafos españoles que adoptó la fotografía como medio artístico. Desde un posicionamiento avanzado, se ha interesado, de forma amplia, por este medio, y a través de la recuperación histórica, de la enseñanza y de las exposiciones, ha luchado por la institucionalización…”

“…Pere Formiguera recurrió a un proceso de hibridación entre la fotografía y la pintura, más como un juego o como una expansión de los límites que para dotarla de aura. Sus intervenciones pintando las fotografías, rayándolas, deformando con un punzón las fotografías positivas obtenidas con una cámara Polaroid, están muy conectadas a su atracción por el expresionismo abstracto, por el surrealismo. Sus fotografías son tanto un homenaje a esta forma de entender la producción artística en la que el gesto tiene un gran valor, como una forma de resituación de su formación de distanciamiento crítico, en el que la ironía y la desacralización fueron ganando terreno. La hibridación la inició con la Polaroid SX-70 y después la aplicó a gran parte de su producción fotográfica de 1980 y principios de la década de 1990 como Escenarios de la Guerra (1987), serie comisionada por la Comunidad Autónoma de Madrid en la que un grupo de fotógrafos nacidos después de la guerra civil tenían que revisitar una serie de espacios militares que habían sobrevivido al duro asedio que sufrió la ciudad de Madrid durante la guerra civil y al paso del tiempo. Dentro de esta fórmula, realizó Porta d´Aigua (1989) y Portrait de Famille (1990)…”.

La apropiación fue otro de los recursos empleados por el fotógrafo en la creación de sus obras: “…Pere Formiguera recurre a los object trouvé culturales seleccionados en archivos para reapropiarse de imágenes del pasado, de fragmentos de la historia…” “…Utilizó la fragmentación, la ampliación, la intervención, pintando sobre su superficie y descontextualizándolas de su función, insertando estas imágenes del pasado y estos fragmentos de la historia dentro de una nueva narración en la que se produce una crítica contra el proceso que juegan las fotografías en la mitificación de los personajes. Les dio un nuevo significado y reinscribió estas fotografías domésticas introduciéndolas en el círculo artístico…

En última instancia, no podemos dejar de vincular el nombre de Pere Formiguera con el de Joan Fontcuberta, “…ambos se posicionaron al lado de la fotografía escenificada muy relacionada con el mundo onírico, con el universo surrealista, sus trabajos evolucionaron hacia la apropiación y la hibridación. Los dos decidieron hacer un trabajo en el que cuestionaron el valor documental de la fotografía y el método científico… Partieron de sus experimentaciones en torno a la ficción, al artificio, de su propia experiencia, de la intuición…”

Nota: los párrafos entrecomillados son extractos del texto de Juan Naranjo perteneciente al libropere formiguera revisions1974-2006”.

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post

Dejar un comentario: