Home Exposiciones

01-ADAMS

El Museo Reina Sofía ofrece hasta el 20 de mayo la primera gran retrospectiva que se realiza en Europa del fotógrafo norteamericano Robert Adams (Orange, Nueva Jersey, 1937), considerado uno de los principales nombres de la fotografía contemporánea, además de uno de los más singulares e influyentes cronistas del oeste norteamericano. La exposición repasa su legado artístico, desde los sesenta hasta la actualidad, y traza a través de imágenes su idilio con esta parte de Estados Unidos, una relación basada en la búsqueda de la luz y la belleza, que sobreviven a pesar de la complicada comunicación entre la humanidad y la naturaleza. Esta exposición itinerante inicia su recorrido en Madrid para visitar luego el Jeu de Paume de París y el Fotomuseum de Winterthur en Suiza.

El lugar donde vivimos. Una selección retrospectiva de fotografías ofrece una oportunidad única para ver sus trabajos más importantes. Cada uno de sus proyectos está representado: desde sus primeras fotografías de construcciones y monumentos, erigidos por los pobladores de su tierra natal (Colorado), continuando con sus aclamadas series El nuevo oeste y Summer Nights, hasta sus instantáneas más recientes de las playas y aves migratorias del Pacífico noroeste. Asimismo, se muestra un amplio número de monografías, indispensables en su práctica creativa. En total, la exposición reúne más de 40 libros y una selección de más de 300 fotografías en blanco y negro, fechadas entre 1964 y 2008, y procedentes de la Yale University Art Gallery.

El recorrido de la muestra hilvana su épico relato de la experiencia norteamericana de finales del siglo XX e inicios del XXI a través de veintidós series, repartidas por diez salas. Tomada como un todo, la exposición muestra los objetivos cívicos del autor: valorar el privilegio del lugar donde vivimos y prestar atención a las obligaciones derivadas de dicho privilegio, no sólo en el oeste de los Estados Unidos, sino también y por extensión, en el resto del planeta.

En esta ocasión, los textos de sala adquieren un peso especial, al tratarse de extractos de escritos del propio fotógrafo.

La exposición comienza con las primeras exploraciones que hace Robert Adams del espacio rural y edificios religiosos de Colorado —donde vivió y trabajó entre 1962 y 1997— en las series Las llanuras y Asentamiento hispánico tardío.

05-ADAMS

Los inicios. 1964-1974

En 1968 visita Suecia, país natal de su esposa Kerstin, donde realiza algunas de las fotografías expuestas. Allí escribe: “No hay vallas publicitarias en las autopistas, ni anuncios en la televisión, pocas zonas residenciales…”. Este viaje le sirve para reparar en la relevancia de las intervenciones urbanísticas realizadas por entonces a lo largo de la cordillera Front de Colorado. El mismo año documenta por primera vez, en el conjunto de fotografías Edén, esas estructuras comerciales y residenciales en expansión ante un paisaje agreste y glorioso.

A continuación se exponen selecciones de dos series que le proporcionaron un gran reconocimiento: El nuevo oeste, imágenes austeras del desarrollo suburbano de Colorado durante la década de 1960 y principios de 1970, que dio a conocer a través de su importante libro The New West (1974); y Lo que compramos, sobre la ciudad de Denver, donde pasa su juventud y gran parte de su vida. Respecto a estas fotografías, Adams explica que en ellas “aparece lo que hemos comprado, lo que hemos pagado y lo que no pudimos comprar. Documentan el modo en que nos hemos alejado de nosotros mismos y, en consecuencia, del mundo natural que declarábamos amar”.

Adams se aparta en los setenta de su trabajo como profesor universitario para dedicarse a su labor como fotógrafo profesional a tiempo completo. Por entonces realiza proyectos como Del Oeste de Missouri, una serie de magníficas y épicas vistas de los escenarios en los que se emprendió la exploración del oeste americano en el siglo XIX, hoy marcados por la intervención humana; y Ludlow, fotografías conmemorativas de una pequeña comunidad minera en la vía férrea de Denver y Río Grande, de la que tan sólo sobreviven unas pocas casas abandonadas y un monumento en honor a los huelguistas asesinados por la milicia de Colorado.

Su consolidación como fotógrafo. 1975-1989

Una visión más lírica del paisaje se representa en las fotografías de los cielos borrascosos y la planicie de La Pradera Nacional de Pawnee, mientras que Noches de verano capta el ambiente y silencio de las urbanizaciones residenciales después del anochecer. En la misma sala, Nuestros padres, nuestros hijos ofrece un entrañable y cautivador conjunto de retratos de personas que desarrollan sus vidas a la sombra de una planta de procesamiento nuclear cercana.

Álamos, fruto de su reflexión sobre la destrucción de un árbol con motivo de la construcción de nuevas viviendas, y Los Angeles Spring, representación de un paraíso frondoso ahogado por la violencia y la niebla tóxica, son ejemplos paradigmáticos del trabajo desarrollado por Adams durante más de cuatro décadas, pues constatan visiblemente la transformación del paisaje del oeste norteamericano. Por otra parte, A lo largo de algunos ríos, vistas fragmentarias de paisajes rurales y suburbanos de Colorado, evoca los placeres sensoriales de caminar.

Las imágenes de Adams se caracterizan no sólo por su austeridad, precisión y luminosidad, sino también por una peculiar mezcla de dolor y de esperanza. El Pacífico y Deshacer lo andado son dos conjuntos que exploran, en palabras textuales del fotógrafo, “la promesa y la ruina” de la región del Pacífico noroeste donde vive y trabaja desde 1997. Deshacer lo andado, realizado entre 1999 y 2003, constituye una protesta manifiesta —y como tal, única en su trayectoria artística— contra la deforestación de los estados del noroeste de la costa del Pacífico.

02-ADAMS

Trabajos más recientes. 1990-2009

Hacia el final de la exposición encontramos dos series que aluden, sin salir de América, a lugares lejanos: se trata de La guerra de Irak, que surge de algunos homenajes realizados por todo su país a algunas víctimas de este conflicto; y Bodhisatva, trabajo sobre un fragmento de una escultura budista de Gandhara (antigua región situada en el Norte de Afganistán y Este de Pakistán). “Bodhisatva, un sabio que ha decidido seguir participando en la vida para ayudar a los demás” es, según Adams, “la representación de un ideal”.

Tres series expuestas de manera consecutiva, Chopos, Pine Valley y Hojas de aliso, retratan el mundo vegetal desde puntos de vista muy diferentes. Por último, Historias del mar, hoy, nos ofrece sus conocidas vistas del océano, en ocasiones acompañado de aves marinas o de la calidez del sol del amanecer.

Robert Adams nació en Orange, Nueva Jersey, en 1937, y se trasladó a los quince años con su familia a Denver, Colorado. Tras doctorarse en la Universidad de Southern California, regresó a Colorado en 1962 como profesor universitario de inglés. Fue entonces cuando, preocupado por la rápida transformación de las áreas de Colorado Springs y Denver, Adams comenzó a fotografiar un paisaje recién ocupado por casas en serie, autopistas, centros comerciales y estaciones de servicio. Robert Adams vive desde 1997 en Oregón, cuyo paisaje ha protagonizado sus últimos veinte años de trabajo.

Apuntes biográficos

Su fotografía ha sido objeto de importantes exposiciones individuales en el MoMA de Nueva York, el Denver Art Museum, el San Francisco Museum of Modern Art o el J. Paul Getty Museum de Los Ángeles, así como de una gran retrospectiva hacia la mitad de su carrera, organizada por el Philadelphia Museum of Art en 1989. Entre otros muchos galardones, el artista cuenta con el Spectrum International Prize for Photography (1995), el Deutsche Börse Photography Prize (2006) y el Hasselblad Award (2009).

03-ADAMS

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post
  1. Es interesante analizar la trayectoria de Adams, para tener claro que el arte fotográfico juega un papel importante en la Denuncia, desde aquella época hasta nuestros días

Dejar un comentario: