Home Exposiciones

La muestra Annie Leibovitz: vida de una fotógrafa. 1990-2005, organizada por la Comunidad de Madrid con el patrocinio de American Express y Vanity Fair, ha sido prorrogada durante dos semanas más y estará abierta al público hasta el 20 de septiembre. Desde su inauguración a principios de junio la muestra ha recibido más de 70.000 visitas. La exposición es de acceso gratuito y se ofrecen también visitas guiadas, los domingos, igualmente gratuitas.

La muestra, que ha itinerado por Nueva York, París, Londres o Berlín, ofrece una amplia representación de la trayectoria artística y vital de esta reputada fotógrafa a través de más de 200 imágenes, pertenecientes a su célebre faceta como retratista contemporánea, así como a su visión más personal, presentando fotografías de sus viajes, familia o amigos.

Concebida como un álbum de familia, una exposición integral y un diario personal, Annie Leibovitz: vida de una fotógrafa. 1990-2005 combina las fotografías de la vida privada de la artista con su trabajo profesional en una perfecta fusión, que constituye una crónica de los acontecimientos, los encargos oficiales y las historias personales que han llenado sus últimos quince años.

En la exposición, Leibovitz homenajea a sus familiares y amigos íntimos con fotografías de sus viajes a Sarajevo, Venecia, Berlín, Kioto y El Cairo. Muchas de las secuencias de fotografías giran en torno a sus padres y su familia. Las conmovedoras fotos de la muerte de su padre aparecen junto a las imágenes de los nacimientos de sus tres hijas. Todo ello, unido en un mismo espacio al descubrimiento, cara a cara, de las celebridades que Annie Leibovitz logró retratar de una forma sorprendentemente directa: Bill Clinton en el Despacho Oval, George W. Bush y su equipo, Nelson Mandela en Soweto, Demi Moore en las etapas finales de su embarazo, Jack Nicholson en Mulholland Drive, o William Burroughs en Kansas, por citar sólo algunos ejemplos.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: