Home Exposiciones

El Espacio Cultural CajaCanarias, en Santa Cruz de Tenerife ofrece hasta el 16 de marzo una exposición retrospectiva sobre Robert Capa. Esta muestra reúne casi un centenar de imágenes en blanco y negro de este autor, considerado como uno de los grandes pioneros de reporterismo del siglo XX.

En palabras de los organizadores, “esta retrospectiva nos permite seguir los pasos de Capa desde su reportaje de Troski, en 1932, hasta su última foto cubriendo la retirada del ejército francés en la carretera de Namdinh, en Vietnam, el 25 de mayo de 1954, donde perdió la vida al pisar una mina antipersona”.

Un mes antes de su muerte, su amigo Seymour “Chim”, le había dicho que él ya no tenía que seguir en primera línea, ni demostrar nada a nadie, a lo que Capa respondió: no quiero arriesgar inútilmente mi vida, pero si solo hay un punto donde tomar la foto iré hasta él, aunque eso suponga jugarme la vida.

Bajo el título de ‘Robert Capa. Retrospectiva’, la exposición está estructurada en 11 secciones, dedicadas a ‘Leon Trotsky’ (1932); ‘Francia’ (1936-1939); ‘España’ (1936-1939); ‘China’ (1938); ‘Inglaterra e Italia’ (1941–1944); ‘Francia’ (1944); ‘Alemania’ (1945); ‘Europa del Este’ (1947-1949); ‘Israel’ (1948-1950); ‘Amigos’, e ‘Indochina’ (1954).

En la colección están representados los mejores trabajos de Robert Capa durante todo el curso de su carrera, a partir de fotos de la España devastada por la guerra, el desembarco aliado en Omaha Beach, los seis meses que pasó en China durante 1938, el escenario europeo de la Segunda Guerra Mundial (1941-45), el primer conflicto árabe-israelí (1948), ensayos fotográficos sobre Picasso y otros artistas y estrellas de cine, y sus imágenes finales de los conflictos en Indochina, tomadas momentos antes de su fallecimiento.

Ciclo de cine

De forma paralela a esta exposición, CajaCanarias ha programado un ciclo de cine titulado ‘Robert Capa: Cine y fotoperiodismo’, cuyos pases se exhibirán en el Espacio Cultural de la entidad en Santa Cruz de Tenerife, a las 20 horas, con entrada libre hasta completar aforo.

La programación comprenderá la proyección de las siguientes películas: ‘Fotógrafo de guerra’ (2001), de Christian Frei, el 24 de enero; ‘Triage’ (2009), de Danis Tanovic, el 31 de enero; ‘La ciudad de los fotógrafos’ (2006), de Sebastián Moreno, el 3 de febrero; ‘El año que vivimos peligrosamente’ (1982), de Peter Weir, el 7 de febrero; ‘Los héroes nunca mueren’ (2004), de Jan Arnold, el 10 de febrero; ‘Antes de la lluvia’ (Before the rain) (1994), de Milcho Manchevski, el 14 de febrero; ‘La sombra del Iceberg’ (2007), de Hugo Doménech y Raúl M. Riebenbauer, el 21 de febrero; ‘Las flores de Harrison’ (2000), de Elie Chouraqui, el lunes 28 de febrero, y ‘Los gritos del silencio’ (The Killing Fields) (1984), de Roland Joffe, el día 3 de marzo.

Este ciclo de cine contará con la participación de los directores de dos de los documentales que se proyectarán: Hugo Domenech, director de ‘La sombra del Iceberg’, y Jan Arnold, director de ‘Los héroes nunca mueren’, que ofrecerán una conferencia después de la proyección de sus respectivos trabajos cinematográficos.

Periodista y artista

Robert Capa, seudónimo de Ernö Andrei Friedmann, nació en en Budapest, Hungría, en el año 1913. Fue uno de los más grandes fotógrafos del siglo XX. Miembro fundador de la agencia fotográfica Magnum, tenía la mente de un periodista apasionado y comprometido, y el ojo de un artista.

Su vida y obra, que consta de más de 70.000 negativos, constituye una documentación ineludible de un período crucial de veintidós años (1932-1954), que abarca algunos de los acontecimientos más dramáticos del siglo pasado.

Con el transcurrir del tiempo, las fotografías de guerra permanecen en el corazón mismo de su obra; pero Capa no puede ser calificado simplemente como un fotógrafo de guerra, pues muchas de sus imágenes capturan la calidez y el ingenio, o la alegría de la paz.

Algunas de sus fotografías manifiestan también un lirismo tierno como el que aparece en la obra de su amigo André Kertész, y otras plasman momentos decisivos como los capturados por Henri Cartier-Bresson, otro de sus grandes amigos.

Cada vez más, la compleja documentación fotoperiodística de Robert Capa rivaliza con el trabajo de los fotógrafos más conscientes de la sensibilidad artística, la energía emocional y el impacto visual.

En 1954, Capa se encontraba en Japón visitando a unos amigos cuando fue llamado por la revista Life para reemplazar a otro fotógrafo en Vietnam, durante la Primera Guerra de Indochina. En la madrugada del 25 de mayo, mientras acompañaba a una expedición del ejército francés por una zona boscosa, pisó inadvertidamente una mina y murió, siendo el primer corresponsal americano fallecido en esa guerra y terminando así una azarosa vida profesional, guiada por una frase que popularizó: “Si tus fotos no son lo suficientemente buenas es que no te has acercado lo suficiente”.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: