Home Exposiciones

Sandra-Sue

En el mundo del arte es mucho más fácil decir hola que decir adiós, cerrar etapas, retirarse, cambiar de piel. Eso es precisamente lo que se ha dispuesto a hacer Sandra Sue después de quince años inmersa en la creación plástica, las exposiciones y la venta de su obra. Abandona el mundo del arte.

Sandra Sue: 15 años de imagen es el título de la exposición retrospectiva que la sala EFTI y el Espacio Off ofrecen hasta el 31 de mayo en el que se pueden ver piezas representativas de  las distintas series desarrolladas por esta artista a la que le gusta calificarse como digitógrafa ya que cree que la palabra fotógrafa no cubre la realidad del proceso digital al que ella somete a las imágenes originales que capta con su cámara.

Esta norteamericana nacida en Inglaterra y residente en España desde hace muchos, muchos años se encontró por primera vez con la fotografía en el piso de una milonga captando imágenes de tango. Aunque fueron esas fotografías las que se integraron en sus primeras exposiciones en los años 90, la retrospectiva que ahora se presenta empieza más tarde, a partir del año 2000, que es cuando Sandra Sue toma carrerilla y se despega de la realidad para empezar a crear un universo propio, torturado y oscuro. Sus imágenes, pasan a ser simples puntos de partida para crear un universo propio, sólo posible gracias al trabajo de edición digital y dibujo con el que la autora retuerce los referentes icónicos hasta convertirlos en la criatura que su cerebro había vislumbrado.

SandraSue_lacasaespera_EF2012

Quienes aprecian la ilustración, los que admiran la manipulación digital, aquellos que buscan la manera de crear universos propios encontrarán en esta exposición una serie de caminos bien definidos y bellos que les permitirán disfrutar de su contemplación y, al mismo, tiempo encontrar una fuente de inspiración para su investigación propia.

Las razones que aporta Sandra Sue para anunciar su adiós al mundo del arte son totalmente personales pero absolutamente claras.”Quiero escribir -dice- componer música sin saber música, oler olores que jamás imaginé que existían, actuar, estudiar, viajar en bicicleta, sin mochila y con la memoria sensorial colapsándome el cerebro”.

Y para hacer todo esto la que hasta ahora había sido autora, deja la fotografía porque, dice, ” quiero hacer el resto del trayecto ligera de equipaje. Mudo de piel.  Porque es verdad que son dos días…”.

STEPAN

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: