Home Exposiciones

Sombras de China

La Sala Municipal de Exposiciones de la Casa Revilla  de Valladolid presenta hasta el 20 de diciembre la exposición Sheying. Sombras de China, 1850-1900 en la que puede admirarse una de las mejores y mas desconocidas fotografías realizadas en China durante la segunda mitad del siglo XIX, en concreto en las últimas décadas de la dinastía Ping, y que proceden de la colección Throckmorton. Las imágenes constituyen un testimonio fascinante de las últimas décadas imperiales de China.

La exposición contiene albúminas y calotipos que retratan una sociedad fascinante, hermética, aferrada a sus tradiciones en el ocaso del Imperio. Estas fotografías, realizadas por fotógrafos occidentales, John Thomson, Milton M.Miller, William Sanders, se acompañan de otras de autores anónimos y de los fotógrafos chinos Lai Fong y Tung Hing.

El nacimiento de la historia de la fotografía en China coincide con la apertura forzada del país a Occidente durante el llamado “siglo de los tratados”. Entre 1839 y 1860, las Guerras del Opio pusieron fin a los conflictos comerciales chinobritánicos, y la vencida dinastía Qing tuvo que tolerar la apertura de varios puertos al comercio exterior  y la cesión de Hong Kong al Reino Unido.

Esta situación semi-colonial atrajo a numerosos mercaderes occidentales, pero también fue un reclamo para aventureros y jóvenes emprendedores en busca de prosperidad. Entre ellos contaban algunos fotógrafos europeos y norteamericanos que se asentaron en las principales ciudades costeras a partir de 1858, en principio para realizar encargos comerciales y ofrecer sus servicios a los residentes extranjeros, aunque no tardaron en interesarse por los paisajes, las gentes y las costumbres locales. Lo trascendente de este hecho es que el inmenso territorio al que tenían por primera vez acceso nunca había sido reflejado por una cámara.

Las primeras fotografías realizadas en China de las que se tiene constancia fueron tomadas por el suizo Pierre Joseph Rossier y el cretense Felice Beato durante los últimos meses de la guerra; posteriormente, entraron a escena los americanos Charles Weed y Milton Miller.

Les sucedió una segunda oleada de fotógrafos excepcionales entre los que destacan William Saunders, John Thomson y Emil Rusfeldt. Todos ellos establecieron estudios activos entre los años 60 y 80 que tuvieron la virtud de introducir la técnica y el arte de la fotografía en un país muy receloso y todavía anclado en su pasado feudal.

Pese a las supersticiones de los nativos, que otorgaban a la máquina fotográfica el poder de usurpar el alma, el nuevo medio fue también adoptado con gran maestría por algunas firmas chinas como Afong Lai, Tung Hing, Sze Yuen Ming o Pun Lun.

La exposición comisariada por María Santoyo y Elena Navarro, y que cuenta con la dirección y el asesoramiento científico de Clark Worswick, recupera el legado de sus autores presentando una selección de fotografías originales realizadas en China entre 1850 y 1900.

Sombras de china-1

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: