Home Exposiciones

Omnifoto-Vivian-Maier-Fundacion-Canal

Hace algunos meses tuvimos la oportunidad de ver en Madrid una pequeña exposición de Vivian Maier. Creo que supo a poco y no hacía justicia a las dimensiones de la fotógrafa, algo que queda ahora claro cuando podemos apreciar la exposición Vivian Maier. Street photographer en la Fundación Canal, una magnífica muestra que, ahora sí, permite apreciar en toda su dimensión la calidad y profundidad de la obra de esta fotógrafa que fue toda la vida de incógnita y sólo después de su muerte ha conseguido, sin habérselo propuesto nunca, el reconocimiento internacional.

Vivian-Maier-Selfportrait-undated-

En esta exposición incluida en el programa oficial de PhotoEspaña 2016 es posible admirar hasta el 16 de agosto 120 fotografías y también algún material complementario para redondear la apreciación sobre la dimensión del trabajo de esta desconocida artista. Se incluyen en ese apartado unas pocas hojas de contacto y nueve películas en Súper 8 realizadas en los años sesenta y setenta. La inmensa mayoría de las imágenes son en blanco y negro y de formato cuadrado ya que Maier tenía predilección por trabajar con una cámara Rolleiflex de 6×6 de doble objetivo (TLR). Hay también veinte fotografías en color que sirven para ejemplificar el paso de la artista con su Leica por el material multicromático y el formato de 35mm durante los años 60.

Vivian-Maier-San-Francisco-CA-1955

La historia de Vivian Maier es una historia inédita, insólita e inesperada. Con su familia y esquivando las dificultades económicas, cambió su Nueva York natal por Francia, cuna de su madre, para volver definitivamente a Estados Unidos en los años 50 con 25 años de edad. Allí trabajó como niñera y siendo ya mayor volvió a la indigencia de la que había estado huyendo a lo largo de su vida. Sus escasas pertenencias fueron embargadas y subastadas tras su muerte y ese hecho fue el desencadenante de su postrera notoriedad debida al trabajo de recuperación y promoción de sus fotografías por Jonh Maloof que siendo estudiante adquirió su patrimonio fotográfico en una subasta de Chicago sin tener idea de que había encontrado un tesoro.

La exposición que se puede visitar ahora en la Fundación Canal divide las fotografía de Vivian Maier en 6 secciones: Infancia, Retratos, Formalismos, Escenas de calle, Autorretratos y Fotografías a color. En realidad bajo el apartado Escenas de calle se podrían también agrupar todas demás las fotografías ya que Maier es claramente una fotógrafa callejera que captaba todo lo que se movía en las calzadas a su alrededor ya fueran persona, objetos o formas.

Vivian-Maier-Chicago-IL-January-1956

Algunos especialista en el ámbito museístico con los que he tenido la oportunidad de discutir el tema objetan que se le pueda dar a las imágenes de Maier la consideración que tienen las realizadas por otros fotógrafos documentalistas y el mayor argumento para ello se basa en el hecho de que no fue la artista quien seleccionó las imágenes de su producción que ahora se muestran. La verdad es que el argumento tiene un cierto fundamente pero no deja de ser circunstancial. A fin de cuentas, la calidad de las imágenes es algo objetivo y fotógrafos reconocidos como grandes maestros, tamppoco revelaron ni seleccionaron parte del material que hoy se exhibe en sus exposiciones como es el caso, por ejemplo, del norteamericano Garry Winogrand.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: