Home Exposiciones

Shirley-Baker-Manchester-

Mujeres, niños y hombres que dejan pasar el tiempo es el título, un tanto sobrecogedor, de  una exposición de fotografía documental de orientación social firmadas por la fotógrafa británica  Shirley Baker (1932 – 2014) que ha sido organizada por The Photographers’ Gallery de Londres y se expone en el Museo Cerralbo dentro del programa oficial de PHotoEspaña 2016.

El foco de esta muestra es absolutamente claro y centrado: la erosión gradual de la cultura obrera y del tejido urbano de la ciudad ocasionado por el proceso de demolición de barrios marginales de varias ciudades del norte de Inglaterra entre los años 60 y principios de los 80 del pasado siglo. Dentro de este contexto, Baker se sintió especialmente atraída por algunos barrios obreros de las ciudades de Salford y Manchester.

Los trabajadores de esos lugares, sus mujeres, sus hijos son los protagonistas de las obras de esta exposición. La autora, dice, “sentía compasión por aquellos que fueron obligados a existir en la miseria, a menudo durante meses enteros, a veces incluso años, mientras que la demolición continuaba a su alrededor” y desde ese sentimiento, Baker tejió un “retrato empático pero sin sentimentalismos de la vida de la gente corriente, y de la disolución innecesaria de sus comunidades”, como explica la comisaria de la exposición Anna Douglas.

Shirley-Baker-Manchester-1968

A lo largo de su extensa trayectoria profesional, Baker se centró en la gente y en su relación con las cosas y los espacios. Sus fotografías son más que un registro del cambio social y ofrecen al espectador una visión poética de las interacciones humanas cotidianas. Son las mujeres y los niños en su mayoría, en ocasiones también los hombres, los que invaden las calles y aceras que recoge la fotógrafa en sus trabajos.

Mujeres, niños y hombres que dejan pasar el tiempo se centra en la etapa más fértil de la carrera de Baker, con archivos hasta ahora inéditos, entre ellos las obras en color, que desarrolló de manera breve pero intensa a lo largo de su carrera. Completan la muestra recuerdos, hojas de contacto y bocetos de la autora.

Shirley Baker nació en Kersal, Salford, y estudió Fotografía Pura en el Manchester College of Technology en los años 50. Ante las restricciones sindicales que dificultaban la contratación de reporteras gráficas, abandonó a comienzos de la década de los 60 su aspiración de trabajar para el periódico The Guardian, con sede en Manchester, optando por dedicarse a sus propios proyectos documentales de carácter humanista, desarrollados a lo largo de una carrera de más de 55 años.

Shirley-Baker-manchester-1967

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: