Home Exposiciones

Un blanco y negro puro y bien trabajado al servicio de una mirada objetiva pero capaz de crear documentos conmovedores, ese es el contenido de Dulce Nada (Sweet Nothings) la exposición de  la británica Vanessa Winship, ganadora del Premio Descubrimientos en la pasada edición de PHotoEspaña y que, como premio, disfruta en esta edición del Festival Off de PHotoEspaña 2011 de una exposición en la librería y galería de arte Gloria. Por cierto que ir a ver esta muestra es además una buena oportunidad para conocer este nuevo espacio expositivo, una librería galería dedicada a las “artes visuales” y por tanto enfocada a la fotografía, el diseño, la arquitectura o el vídeo.

Vanessa Winship vivió en Turquía durante varios años y una de las imágenes que recuerda de esa época es el de las escolares, vestidas con sus uniformes azules, los mismos en todas las ciudades y pueblos. Los uniformes con sus lazos y bordados, muestran los símbolos del estado turco y, sin embargo, las niñas que los llevan son sólo eso, niñas. En las zonas fronterizas de Irak, Irán, Siria y Armenia, una región conocida eufemísticamente como la zona de la emergencia, en la cual muchos miles de personas han perdido ya sus vidas, los uniformes escolares eran los mismos. En esta serie de retratos Winship se ha fijado en la simbología de los uniformes, la distancia, la repetición y la austeridad del paisaje. También ha buscado mostrar en las expresiones de las caras de las muchachas retratadas el momento “justo antes”. Es un momento de posibilidad, un tiempo donde la representación de uno mismo, se acerca poco a poco hacia una toma de conciencia.

Winship participó en el visionado de porfolios organizado por PHotoEspaña 2010 en Madrid,  al que se inscribieron 1.380 fotógrafos internacionales emergentes. La obtención del Premio Descubrimientos PHE le ofreció la posibilidad de contar con esta exposición individual. La muestra, permanecerá abierta hasta el próximo 30 de julio.

Vanessa Winship (1960, Reino Unido) vive en Londres y durante años ha vivido y trabajado en los Balcanes, el Cáucaso y Turquía. Actualmente está representada por la Agencia Vu. Licenciada en Artes Visuales por la Universidad de Westminster, Winship ha recibido premios como el World Press Photo y ha sido nombrada fotógrafa del año por el Sony World Photography Iris D’Or. Ha expuesto su trabajo en Los Encuentros Internacionales de Arles, Host Gallery y The Photographers Gallery en Londres, el Museo Kunsthal de Rotterdam y la National Portrait Gallery de Londres. Winship ha publicado dos monografías: Sweet Nothings (Dulce nada) en 2008 y Schwarzes Meer (The Black Sea) en 2007. Su trabajo desarrolla ideas como los conceptos de frontera, lugar, deseo, identidad, historia, memoria y cómo las historias y las identidades son relatadas y expresadas. Su imaginario también explora la yuxtaposición entre la crónica y la ficción.

Comparte este contenido en las redes sociales
2 respuestas a este post
  1. A mi me parece una digna retratista de pueblo. Dado que el tema y los personajes son exóticos vistos desde la España del siglo XXI el resultado es llamativo, incluso atractivos.

    Si se hiciera, solamente en España, una tesis doctoral o un proyecto de investigación sobre los retratistas de pueblo,(la hoy tan denostada BBC) saldrían cientos de valores como Vanessa, no por la calidad de las fotos, no por la técnica fotográfica(asegurada por el uso del formato medio y la inmovilidad en la mayoría de los casos), sino porque los personajes y los temas son tan antropológicamente alejados de nuestra época y resultarían tan pintorescos que, a parte de su valor documental, los encontraríamos todos bellos.

  2. Estoy totalmente de acuerdo con el valor que esconden todos los archivos de los fotógrafos tradicionales. Valor que aumenta en el caso de los fotógrafos de pueblo como tú dices porque representan una realidad mucho mas frangmentada que la de la ciudad-

Dejar un comentario: