Home Exposiciones

Vari Caramés es un autor intenso y concentrado con una mirada poética sobre las cosas que usa el desenfoque en la captura de sus imágenes para omitir el detalle y realzar la sugerencia. La memoria me llega para recordar su primera exposición individual en los años ochenta en la sala Minerva del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Desde entonces no le ha abandonado ni la bruma ni la musa y sigue cultivando una especial querencia por el blanco y negro, el grano y las sombras que definen mucho más que las luces el contenido de sus imágenes.

La galería Ana Vilaseco, de La Coruña, una sala con una programación digna de tener en cuenta, expone hasta el 8 de enero una muestra con 26 fotografías de Vari Caramés bajo el título Nadar. Se trata de una serie capturada por Caramés en las piscinas de la Sociecedad Deportiva La Solana y, como el nombre hace esperar, en ellas refleja a nadadores, en la mayor parte de los casos, bajo el agua.

Caramés tomó estas imágenes entre 1986 y 1990 y lo hizo con una pequeña cámara compacta subacuática de Canon. Como era previsible por las fechas de captura, no se trataba de una cámara digital sino que las imágenes se tomaron sobre película de 35mm de blanco y negro.

La serie de la galería Ana Vilaseco presenta copias en dos tamaños, 60×80 y 80×100, con tiradas de 10 y 5 ejemplares respectivamente más 1 o 2 pruebas de autor.

Comparte este contenido en las redes sociales
2 respuestas a este post

Dejar un comentario: