Home Libros de Fotografía

El último libro de Joe McNally,Diseñar la luz. Preparación de la iluminación en la fotografía mediante el flash (Anaya Multimedia) es un texto del que merece la pena hablar para aclararle al posible lector interesado cuál es su planteamiento ya que en realidad resulta original.

Básicamente se trata de algo así como “todo lo que puedo contar sobre cuando hice esa foto y cómo la hice”. Esa es la filosofía y el modo en el que el autor desarrolla el contenido de las 416 páginas de la obra. Toma unas 40 imágenes principales (hay más imágenes de la serie o complementarias además de fotos de la producción) que considera importantes o ejemplificadoras de situaciones concretas y, dedicándole a cada una de ellas un capítulo completo, nos cuenta todo lo que resulta significativo en relación a la producción y la realización de la imagen. Por supuesto, le dedica especial atención a la iluminación como corresponde en un libro con el título de éste – con un esquema de iluminación de la imagen central de cada capítulo – pero también desgrana anécdotas, las dificultades que hubo que afrontar, cómo se  solucionaron, fallos cometidos, características del  encargo cuando de un encargo se trata, sus reflexiones sobre asuntos profesionales.

Eso define lo que el libro es, lo que no es, es un manual didáctico básico que parta de los principios elementales para luego ir acumulando conocimientos progresivamente. No es tampoco, creo, un libro para principiantes absolutos sino que requiere cierto conocimiento de fotografía y flashes para saber de qué está hablando el autor en cada momento. Quiero puntualizar que no digo esto como críticas sino como aclaraciones sobre el tipo de texto que tenemos entre manos y que para muchos puede resultar enriquecedor porque de alguna manera es como estar con el fotógrafo charlando o acudiendo a uno de sus talleres.

En cuanto al desarrollo de los temas de iluminación, en este libro McNally incide en sus rasgos característicos ya mostrados en obras anteriores. Maneja grandes cantidades de equipo – aunque empieza el libro con esquemas que implican muy pocos puntos de luz- es bastante heterodoxo y práctico a la hora de mezclar fuentes de iluminación -flashes de mano con  cabezas de flash de estudio – utiliza flashes de mano en muchísimas situaciones, emplea todo tipo de modificadores… y todas las indicaciones concretas sobre flash de mano se refieren a aparatos Nikon. No obstante, esto último no anula la efectividad de las enseñanzas que servirían sin problema para cualquier usuario de nivel medio con flashes de  cualquier marca que conozca bien el funcionamiento y características de su propio flash.

El libro puede adquirirse a través de este enlaceDiseñar la luz. Preparación de la iluminación en la fotografía mediante el flash

Compréis o no compreis su libro, no dejéis de ver este vídeo corto que os pondrá un poco los dientes largos de ver cómo este maestro prepara sus sesiones -en esta hay muchísima gente- y cómo ilumina en una localización exterior.

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post

Dejar un comentario: