Home Libros de Fotografía

Leonardo-Cantero-1

La Fábrica y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, va a presentar esta semana un nuevo libro de la colección PhotoBolsillo (12.5 €) que reúne 59 fotografías del fotógrafo bilbaíno Leonardo Cantero producidas a lo largo de su carrera, con un texto firmado por Catherine Coleman.

En este ejemplar se recopilan fotografías de su trabajo en la residencia familiar de Dehesa de Hoyos del Sotillo de Adrada (Ávila), así como imágenes hasta ahora inéditas de su viaje a París junto a otros fotógrafos españoles de la época. Es la primera vez que se dedica a la obra de este fotógrafo una publicación monográfica

Las imágenes de Leonardo Cantero denotan una importante relación emocional con el entorno rural que le rodea. Sus numerosos retratos a familiares transpiran la mezcla de libertad y encierro que se vivía en la finca de Dehesa de los Hoyos en los años 60. Las tradiciones y costumbres de la época se convierten en motivo recurrente a lo largo de su extensa obra. Sin embargo, su peculiar visión se aleja de la que tienen otros fotógrafos de su época.

De sus trabajos en la residencia familiar se destila además una fuerte fascinación por la naturaleza. Esta atracción se refleja en fotografías como Asnillo negro, que acompañó con una novela corta en la que relata el triste final del animal. De ahí que Catherine Coleman, crítica de arte y Conservadora jefe del departamento de Fotografía del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, lo defina como “cercano a la tierra” en el prólogo de este libro monográfico.

Cantero viajó a París en 1962, su único viaje profesional al extranjero. A la vuelta elaboró la maqueta Gentes de París, inédita hasta la fecha e incluida en esta edición, en la que reconstruye sus días en la capital francesa retratando a sus habitantes.

Como bien apunta Coleman, “en vida, Cantero no tuvo la visibilidad artística merecida, que sí obtuvieron los otros miembros del mítico grupo La Palangana, al que él pertenecía. Sin embargo, su fotografía siempre obtuvo las alabanzas de sus compañeros”. El trabajo de Cantero, el miembro silencioso del grupo Palangana, alcanza al fin protagonismo.

Leonardo Cantero (Bilbao, 1907 – Madrid, 1995) comenzó a acercarse a la fotografía desde temprana edad, heredando la afición de su padre, fotógrafo amateur. Además de fotógrafo, Cantero fue apicultor, escritor, poeta y empresario.

Fue miembro del grupo Palangana, fundado en 1967 por Gabriel Cualladó, Francisco Gómez, Gerardo Vielba y Paco Ontañón. Con el tiempo el grupo terminaría conociéndose como “La Escuela de Madrid”.

En 1960 obtuvo el VII Trofeo Luis Navarro de Fotografía Moderna, en el que concursó con Potranco Negro. La carta del jurado, notificando al ganador, está firmada por Leopoldo Pomés, Antoni Tàpies, Joan Brossa y Joan Colom.

El Museo Español de Arte Contemporáneo de Madrid, el Ministerio de Cultura o la Fundació Caixa de Catalunya, entre otros, han acogido su obra en exposiciones colectivas. El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía le dedicó por vez primera una exposición monográfica en 2008.

Leonardo-Cantero

Comparte este contenido en las redes sociales
5 respuestas a este post
  1. ¡Ya era hora! Me alegro mucho. El grupo de “La Palangana” (llamado así porque ponían el liquido revelador en una palangana,segun se dice) lo merece. Cantero lo merece por supuesto.
    Pero yo sigo quedándome con Gabriel Cualladó. Guardo su libro como oro en paño y lo vuelvo a mirar, y lo vuelvo a mirar…y no me canso. Y eso que es un pocket. Es pura belleza por milímetro cuadrado El día que pueda me compraré el gran formato de él y de Forcano, si no son muy caros, claro.
    Yo haría obligatorio en las escuelas de fotografía estudiar a estas generaciones pero sobre todo a Cualladó y a Forcano, sin desmerecer al resto, por supuesto.

  2. tengo fotografias ineditas de leonardo cantero, fue en 1959, cuando mi hermano y yo pasabamos una temporada con mis abuelos que eran los guardas de la finca. son maravillosas y un gran legado de un gran fotografo.

  3. Qué interesante. Me alegro mucho por tí Azucena y me alegro de que las apreciéis y las sepáis disfrutar.

Dejar un comentario: