Home Libros de Fotografía

libro-La-fotografia-Digital-con-Scott-Kelby-

Creo que Scott Kelby es uno de los autores de libros de fotografía más prolíficos, con un liderazgo en cuanto a número de títulos que quizás sólo Michael Freeman le pueda arrebatar. Ahora la editorial Anaya Multimedia acaba de publicar un libro más de Kelby que es la quinta entrega de su serie La Fotografía Digital.

En su día comentamos en estas páginas los dos primeros volúmenes de esta serie que, a decir de los editores, se ha convertido en la obra de fotografía más vendida del mundo. En mi opinión, La Fotografía Digital – Volumen 5 supera las anteriores entregas que yo he visto. La verdad es que tengo que dejar claro que, hojear primero y leer después, este nuevo libro me ha sorprendido muy gratamente ya que conforme avanzaba en sus contenidos me daba cuenta del gran valor práctico y la cantidad de conocimiento acumulado que las páginas de esta obra contienen y transmiten.

En esta ocasión, la estructura del libro se dispone en dobles páginas enfrentadas donde el autor reproduce dos fotografías, una la toma buena de la que nos va a hablar y otra que contextualiza las circunstancias de captura, muestra el original no procesado, ilustra la colocación de las luces o cualquier otra cosa que ayude al lector a entender mejor cómo se ha llegado al resultado final. En total hay 94 “recetas” con sus fotografías correspondientes y en cada una de ellas se repite el esquema del contenido de texto que incluye:”Detrás de la escena”, “Ajustes de cámara”, “Proceso mental” y ” Postprocesamiento”. En el conjunto de esos cuatro epígrafes Scott Kelby, de manera sencilla y directa, cuenta todos los aspectos prácticos que se deben tener en cuenta a la hora de tomar una fotografía como la mostrada.

Esos 94 casos fotográficos que contiene el libro se dividen en nueve capítulos. Los cuatro primeros están centrados en la iluminación en fotografía y hablan respectivamente sobre cómo hacer retratos con luz natural, cómo iluminar con una sola luz, con dos o más luces y con el flash de zapata. Dentro de ellos, están embutidas una ingente cantidad de enseñanzas prácticas útiles para la realización de retratos en interior y en exterior, el relleno de las sombras, la fotografía de belleza, la de producto, el uso de reflectores, el uso de geles, etc.

Los siguientes cuatro capítulos están orientados a distintos tipos de fotografía, concretamente bodas, viajes, paisajes y naturaleza, y objetos. Y finalmente, el noveno y último capítulo se refiere al post procesado y en él ofrece once recetas para conseguir diferentes acabados y efectos en nuestras imágenes, cosas como aspecto desaturado, paso a blanco y negro, imagen de alto rango dinámico, viñeta de desenfoque, duotonos, etc.

A modo de resumen tengo que decir que, sin ninguna duda, las recetas aportadas por Scott Kelby en este libro son de gran utilidad para aficionados y profesionales por lo que la obra en sí podrá permanecer largo tiempo en nuestra estantería como un libro de referencia.

El libro puede adquirirse en este enlace: La Fotografía Digital – Volumen 5

 libro-La-fotografia-Digital-con-Scott-Kelby

Comparte este contenido en las redes sociales
3 respuestas a este post
  1. Recuerdo un curso de Dan Margulis sobre color lab en la empresa de S.Kelby y tras el procesado de una foto en color lab,observando los resultados,lazo una serie de improperios sobre Kelby y sus 7 zonas.Fue gracioso e impactante,habida cuenta de que el curso era en “ca Kelby”,pero otro tanto sucedió con una foto de V.Versace,amigo de Margulis:”Esta es la foto,gran foto de Versace y este el resultado con mi metodo,bueno;quizas es que no era tan buena foto”….,dijo el jodio.
    En todo caso y aunque segun Margulis el 90 por ciento del proceso de color lo podria realizar un mono y entendiendo el concepto que sigue,a mi me exaspera,por buenos resultados finales que produce seguirle con atención y aprovechamiento.
    Tras esta digresión,en mi caso y siendo mas bruto que un mono,sigo los consejos del tio Kelby.
    Hasta otra y buen verano a todos los que siguen esta página.

  2. Tienes razón en que es un poco exasperante el seguir a Marguilis, al menos a mi me costó hace algunos años cuando leí un libro suyo. El contenido muy bueno pero muy pesadito. Todo lo contrario de Kelby que es muy ágil y ameno escribiendo.

  3. La gran virtud de Kelby es, seguramente, conseguir que las cosas parezcan fáciles. En este libro lo consigue, sin duda!

    Saludos.

    Jota.

Dejar un comentario: