Home Noticias

helmut_newton_mannequins

De Jacobo Corujeira (www.Elconfidencial.com)
A río revuelto, ganancia de pescadores. Con la economía en rumbo incierto, las subastas viven un momento complicado para las casas que las organizan pero brillante para algunos inversores y coleccionistas avispados. Ahora es posible hacerse con gangas que antes de la crisis jamás habrían tenido un precio tan bajo y que tarde o temprano, cuando la economía se recupere, aumentarán considerablemente su valor. Un buen ejemplo es la subasta de este mismo martes en la sede londinense de Sotheby’s: fotografía de los grandes maestros a precios de salida mucho menores de lo que se podría esperar.

La estrella de la subasta es esta fotografía de Helmut Newton Mannequins Quai D’Orsay, Paris, de 1977. con un precio estimado de venta de entre 12.000 y 18.000 libras esterlinas. La pieza Retired Man and His Wife At Home In A Nudist Park One Morning de Diane Arbus, llega en las estimaciones hasta las 22.000 libras. También Peter Beard protagoniza la subasta con la bellísima fotografía animal Cheetah Club Orphans in Mweiga (entre 22.000 y 30.000), además de Henri Cartier Bresson, del que hay instantáneas desde 4.000 libras esterlinas, o Weegee, desde 3.000.

La casa cruza los dedos para ver cómo sale esta cita, porque la subasta de arte contemporáneo de la semana pasada fue desoladora: la cifra de venta no llegó a los 50 millones de dólares estadounidenses. El dato es abultado, pero resulta ridículo en comparación con los 315 millones de dólares que Sotheby’s había conseguido marcar como récord un año antes -aunque con el doble de lotes- y en cualquier caso más pequeño que la propia estimación de la firma, que era de 51 millones. La pieza más deseada, un huevo creado por Jeff Koons que pertenecía a un gestor de hedge funds, se vendió por un precio menor al estimado. Con la economía en barrena, a los inversores les sigue costando dejarse los cuartos en arte contemporáneo, pero los que se atreven lo tienen más fácil que nunca: ahora resulta más sencillo encontrar obras maestras del arte a precios que antes sonarían a pura ganga.

Se compra más barato y se compra más

No es de extrañar, por tanto, que a algunas casas de subastas la situación económica les esté dejando un sabor agridulce: por un lado las ventas no logran alcanzar las cifras multimillonarias de antaño, pero en sus últimas convocatorias el porcentaje de obras adquiridas por lote es mayor. Es decir, se compra más barato pero se compra más. Un buen ejemplo está en la subasta que la semana pasada organizó la casa Christie’s en Nueva York con el cuadro de David Hockney Beverly Hills Housewife como estrella. La obra del pintor británico rozó los ocho millones de dólares, superando el récord por una obra suya situado hasta entonces en casi tres millones, y el total de trabajos vendidos alcanzó los 93 millones. En comparación con la última subasta de arte posterior a la Segunda Guerra Mundial de la misma casa la cifra de ventas fue menor, porque en aquella ocasión se alcanzaron los 113 millones de dólares. Por el contrario, entonces el porcentaje de obras adquiridas del total del catálogo fue mucho más reducido que ahora: en noviembre, el 68%; en mayo, el 91% por lote.

De los 49 cuadros que se vendieron en Christie’s la semana pasada 30 lo fueron por más de un millón de dólares, y nueve por más de tres. A la subasta llegaron también trabajos de Willem de Kooning, Andy Warhol o Alexander Calder, entre otros. Las obras superaron en varias ocasiones las estimaciones iniciales. Así, una obra de Jeff Koons atrajo al menos a tres compradores potenciales hasta que uno de ellos ofreció por teléfono 2.322.000 dólares, duplicando el tope del precio estimado por la casa de subastas.

La última convocatoria de Christie’s ha sido un éxito si la miramos en términos relativos, aunque comparada con las previas a la debacle económica las ventas y el dinero recaudado han descendido. La subasta de mayo de 2008 alcanzó la cifra de 331 millones en ventas y un porcentaje de venta del 95%: eran otros tiempos.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: