Home Noticias

Bernard Shaw fue un autor de éxito, obtuvo un Oscar al mejor guión adaptado, ganó el Nobel… y durante toda su vida fue un apasionado fotógrafo amateur que no sólo tomó instantáneas sino que experimentó con la iluminación, el revelado, montó situaciones para fotografiarlas y protagonizó múltiples autorretratos.

Ahora, miles de fotografías que pertenecieron al dramaturgo irlandés George Bernard Shaw (1856-1950) podrán verse por primera vez a partir de hoy en la página web del National Trust, entidad que protege el patrimonio cultural del Reino Unido.

En la colección, que incluye unas 20.000 fotografías, hay imágenes de estrellas de cine como Vivien Leigh, de escritores como H.G. Wells o J.M. Barrie, o de líderes políticos y destacadas personalidades de la sociedad de la época, como la diputada Nancy Astor.
De las 20.000 fotografías que conforman esta colección, sólo un tercio es accesible en esta primera fase, pero se espera que los dos tercios restantes estén disponibles en la web de National Trust para el verano de 2011.
Shaw fue un gran aficionado a la fotografía y alrededor del 70 por ciento de las instantáneas que se incluyen en la colección que se presenta ahora al público fueron tomadas por el dramaturgo y crítico irlandés, que ganó el Premio Nobel en 1925.
Además, hay recortes de periódicos y fotografías tomadas de los sets de rodaje de las películas que se basaron en obras de Shaw, como “My Fair Lady”, basada en “Pigmalión” (1913), filme este último por el que el propio dramaturgo ganó un Oscar al mejor guión adaptado en 1938.
También hay imágenes de sus numerosas obras de teatro, tanto de los estrenos como de los ensayos, como “Cesar and Cleopatra” (1901) y “Major Barbara” (1905).
Esta colección, que pertenece ahora al National Trust y que incluye fotografías, recortes de periódicos o revistas, negativos y álbumes, arroja luz sobre la vida de Shaw y refleja el estilo de vida de la época.
El patronato de esa institución está trabajando mano a mano con la prestigiosa London School of Economics and Political Science (LSE), en cuya fundación estuvo Shaw implicado, para conservar, catalogar y colgar en la red las imágenes.
El National Trust ha tenido acceso al archivo fotográfico del escritor porque, tras su muerte, éste dejó a ese organismo su casa en Ayot St Lawrence, en el condado inglés de Hertfordshire.
Las fotografías pasaron a manos de la LSE en 1979, pero sólo ahora, una vez completado el proceso de restauración de muchas de las imágenes que se encontraban en malas condiciones, son accesibles al público.
La comisaria del National Trust para el este de Inglaterra, Fiona Hall, señaló que lo más interesante de estos documentos gráficos es que muestran el contraste entre la figura pública y la persona privada de George Bernard Shaw.
“Hay muchos retratos de Shaw, algunos son autorretratos y otros fueron tomados por amigos del escritor”, explicó.
Según Hall, las imágenes que corresponden a ´GBS´, la celebridad, muestran a una persona seria, que nunca sonríe y va vestida elegantemente; mientras que las instantáneas más íntimas reflejan a un Bernard Shaw más relajado, haciendo surf, de picnic y adoptando poses en las que imitaba famosas esculturas como “El pensador” de Rodin.
Hall indicó que incluso hay fotografías de Shaw desnudo en la playa, tomadas por su esposa, la también dramaturga Harley Granville Barker.
“Está claro que tenía muy desarrollado el sentido del humor, era una persona divertida y se sentía cómodo tanto con su vida privada como con su rol público”, precisó Hall.
En la colección también están ampliamente documentados los viajes que Shaw realizó por Europa, Argelia, Nueva Zelanda y Suráfrica, además de por su país natal, Irlanda.
Además hay fotografías tomadas por el propio Lawrence de Arabia durante la revuelta árabe de 1916.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: